Carod y Saura chocan por la memoria

El departamento de Vicepresidencia ha culminado un proyecto iniciado en tiempos de Pujol. 

Saura y Carod subvencionan proyectos distintos para estudiar el mismo periodo histórico
Saura y Carod subvencionan proyectos distintos para estudiar el mismo periodo histórico

El próximo miércoles, el vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod- Rovira, inaugurará la base de datos del coste humano de la Guerra Civil, un proyecto que es el resultado de más de 25 años de trabajo dedicados a contar el número de víctimas que la la citada contienda dejó en Cataluña. Este proyecto ha sido realizado por el Centre d'Història Contemporània de Catalunya, un organismo dependiente del departamento de Vicepresidencia de la Generalitat, que se dedica a recabar información e investigar sobre distintos episodios de la historia reciente de Cataluña. Se trata, en definitiva, de una actividad similar a la que realiza el Memorial Democràtic de la Generalitat impulsado por Joan Saura, aunque ambas entidades ni comparten equipos, ni instalaciones, ni tan siquiera persiguen los mismos objetivos. Mientras el proyecto de Carod pretende contar a todas las víctimas de la guerra, el Memorial Democràtic que auspicia la consejería de Interior se limita a procurar por la memoria «de los represaliados por la dictadura franquista».Un proyecto de PujolEl Centre d'Història Contemporània fue creado por el ex president de la Generalitat Jordi Pujol en el año 1984, y, desde 2006, está bajo el paraguas de las responsabilidades del departamento que encabeza Carod. Fue el político e historiador catalán Josep Benet quien sentó las bases de este proyecto destinado a «la reconciliación». Según Benet, «un país no puede ser normal si no conoce, con nombre y apellidos, todas y cada una de las víctimas de una guerra vivida».Sin embargo, en 2007 la Generalitat aprobó la primera Ley de la memoria histórica y fue «pionera» en la creación de un memorial democrático, al margen de las tareas del Centre d'Història Contemporània. De esta manera, el trabajo memorialístico de la Generalitat no quedó en manos de Carod sino de Joan Saura, quien ha abanderado los proyectos de recuperación de la memoria desde la creación del tripartito, dejando de lado el recuento ideado por Josep Benet.La duplicidad de entidades dedicadas a recuperar la memoria no parece preocupar a la Generalitat, ni siquiera en tiempos de crisis como los actuales. Mientras las actividades memorialísticas de Saura cuestan 3,7 millones de euros, las de Carod se limitan a 132.567,84 euros. Sin embargo, el republicano ha entregado numerosas subvenciones a actividades dedicadas a recuperar la memoria, al margen de las citadas. Por ejemplo, en 2009, Carod preparó un paquete de 116.000 euros en subvenciones para la publicación de obras relacionadas con la historia contemporánea de Cataluña, como la base de datos de sobre el coste humano de la guerra civil. Este año la cifra dedicada a este mismo objetivo ha subido hasta los 150.000 euros. En 2008, Vicepresidencia dedicó 42.500 euros a la base de datos que presenta el miércoles, al margen de otros 40.000 dedicados a la publicación de libros sobre distintos episodios de la historia de Cataluña.Bateria de preguntasAnte este panorama, el Partido Popular ha preparado una batería de preguntas parlamentarias. Quiere conocer el coste exacto de la base de datos sobre el coste humano de la Guerra Civil e intentar clarificar así el aluvión de partidas que la Generalitat dedica a la memoria desde distintas consejerías.Premio de Vicepresidencia para la Fundación Josep IrlaEl vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod- Rovira, no ha olvidado al «think tank» de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), la Fundación Josep Irla, en sus subvenciones para la memoria. Si la mayoría de subvenciones para publicar obras relacionadas con la historia reciente de Cataluña oscilan entre los 3.000 y los 4.000 euros, la Fundación Josep Irla se embolsó, en el año 2008, 6.000 euros para la publicación de la obra de Josep-Narcís Roca i Farreras, considerado uno de los principales teóricos del republicanismo catalán. El presidente de la fundación es el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Ridao. Y sus objetivos son «defender el pensamiento político de personas que, como Josep Irla, lo hayan basado en la democracia, la libertad, la soberanía nacional y el progreso social» o «promover actividades relacionadas con el estudio y el desarrollo del pensamiento de los "Països Catalan"», según describe la página web de la fundación, «www.irla.cat».