El Gobierno admite su fracaso en reducir la tasa de abandono escolar

Reconoce que la cifra de abandono escolar prematuro en España «es inaceptable» y asegura que la Educación forma parte de una de las prioridades de la 'Nueva Agenda Social' del Gobierno para los próximos años.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha admitido ante el Pleno del Congreso, que su Gobierno no ha acertado "todavía"a reducir su "principal desafío", la tasa de abandono escolar.

En su comparecencia inicial sobre la evolución y el futuro de las políticas sociales en España, Zapatero ha señalado que "el principal desafío"del Ejecutivo, y al que se han comprometido en el seno de la UE, es reducir el abandono escolar prematuro de jóvenes entre 18 y 24 años, del 31 por ciento actual al 15 por ciento en 2020.

"Partimos de una cifra inaceptable que, como sociedad, no nos podemos permitir porque compromete el potencial futuro de los jóvenes y por tanto, del país en su conjunto", ha agregado.

Avances tangibles
Por ello, confía en la reforma y el impulso de la Formación Profesional para reducir el abandono escolar, de igual forma que las actuaciones definidas en el Plan de Acción para 2010-2011, que se está ejecutando en colaboración con las comunidades autónomas logre, "al fin, los avances tangibles". "Lo necesitamos", ha admitido.

Además, considera que hay que reforzar la calidad del sistema educativo y avanzar en la promoción del talento y la excelencia académica. "Este proceso debe comenzar ya en la escuela y por ello estamos articulando medidas de apoyo al alumnado con mayor capacidad
y motivación. También aquí hay un gran trecho por recorrer", ha añadido.

Más recursos para la educación y la conciliación
No obstante, ha destacado que, en materia educativa, se han incrementado hasta en un 86 por ciento los recursos destinados a la educación, a lo que han contribuido las comunidades autónomas, y por primera vez en España, "los recursos totales superan el 5 por ciento del PIB".

"Nos ha permitido ampliar el número de estudiantes con becas en 400.000 y aumentar las cuantías hasta en un 60 por ciento y alcanzar los 900 euros", ha agregado.

Según ha indicado, la Educación forma parte de una de las prioridades de la 'Nueva Agenda Social' del Gobierno para los próximos años, en la que también están presentes la conciliación y la sanidad, entre otros aspectos.

En materia de conciliación de vida laboral, familiar y personal, el presidente del Gobierno ha reconocido que "hay que seguir profundizando"en medidas de apoyo que induzcan a cambios en las dinámicas de los hogares y que avancen hacia un modelo social y productivo que haga "definitivamente"compatible a la familia y el trabajo.

Por ello, ha indicado que el Ejecutivo seguirá avanzando en la ampliación de derechos relacionados con el cuidado de hijos menores y de personas dependientes, con el despliegue y mejora del sistema de atención a la dependencia; abordando la racionalización de los horarios y su flexibilización para facilitar la conciliación, mejorando la atención a las familias monoparentales y manteniendo la igualdad de trato hacia "todas las formas de familia".

La sanidad, la cuarta prioridad del Gobierno
Por último, ha comentado que la cuarta prioridad de esta 'Nueva Agenda Social' será mantener la calidad del sistema sanitario y asegurar su sostenibilidad ante el reto del envejecimiento. Según ha prometido, después de las pensiones, será la sanidad la partida a la que se le dedicará "un mayor volumen de recursos".

"El envejecimiento de la población, los avances tecnológicos y la apuesta por mantener la calidad de nuestros Sistema Nacional de Salud (SNS), en un contexto de austeridad presupuestaria, exigen más que nunca mejorar la eficiencia y eficacia de nuestros servicios sanitarios y de la inversión que en ellos hacemos", ha apostillado.

En esta línea, ha detallado que el Gobierno ya ha acometido algunas medidas para promover la calidad, la equidad, la cohesión y la sostenibilidad del SNS, como la fijación de una norma común en tiempos máximos de espera o la creación de una central de compras de medicamentos.

Finalmente, ha resaltado que el Ejecutivo pondrá en marcha la dispensación de medicamentos en monodosis y se presentarán los proyectos de ley de universalización de la asistencia sanitaria y de salud pública.