Las bombillas quedan lejos por Toni P

Las bombillas quedan lejos, por Toni P.
Las bombillas quedan lejos, por Toni P.

Queda ya muy lejos aquel marzo de 1926 en el que nació Philips Ibérica, la «mano» española del gigante de la electricidad mundial. A principio, la filial, se dedicaba a importar y distribuir los productos de la «madre» holandesa pero al muy poco tiempo de comenzar le salió un novio importante, la Sociedad Española de Lámparas Eléctricas «Z». La unión de ambas resultó extraordinariamente eficaz. Años más tarde, ya eran los líderes del mercado y fabricaban todos los productos de la marca original. Hoy, en nuestros tiempos, Philips es mucho más que una marca de electricidad. Como sus responsables mismos dicen, con su presidente, Antonio Duato a la cabeza, «se trata de mejorar la vida de las personas a través de innovaciones significativas y sostenibles ». El mundo Philips es hoy un mundo comprometido con la salud, el bienestar, el desarrollo y la investigación. Un ejemplo es su última presentación, un método de última generación para combatir la apnea del sueño. Philips Respironics trabaja desde hace mucho tiempo para mejorar el confort y la calidad de vida de estos pacientes que tienen que someterse a este tratamiento a diario. Fabrica dispositivos CPAP inteligentes que detectan las inspiraciones y las espiraciones proporcionando la presión justa en cada momento de la respiración, monitoriza la respiración del paciente, puede reconocer si éste sufre otros trastornos respiratorios más complejos durante el sueño, detecta la temperatura y la humedad del dormitorio y almacena toda la información. Es la última aportación al mundo de la salud en un esfuerzo por la investigación científica y tecnológica. Las bombillas quedan muy lejos.