Los príncipes visitan un proyecto de inserción laboral en su aniversario de boda

 Los príncipes de Asturias celebran hoy el octavo aniversario de su boda en una jornada durante la que visitan el programa de Cáritas para la inserción laboral de jóvenes vulnerables, puesto en marcha en Málaga gracias a la herencia del inversor Juan Ignacio Balada, a través de la Fundación Hesperia.

En el día que se cumplen ocho años de su enlace matrimonial en la madrileña catedral de la Almudena, don Felipe y doña Letizia viajan esta mañana a Málaga para conocer de primera mano el proyecto destinado a jóvenes desfavorecidos que Cáritas España desarrolla en el Centro de Formación Ocupacional Sagrada Familia.

Un primer grupo de diez españoles e inmigrantes reciben en este centro formación teórica y práctica para empezar a trabajar como auxiliares de mecánica y electricidad del automóvil en el marco de este proyecto de Cáritas, hecho realidad gracias a una donación de la Fundación Hesperia por importe de 45.000 euros, procedentes de la herencia del empresario e inversor menorquín Juan Ignacio Balada.

Este empresario, fallecido en noviembre de 2009, nombró herederos de la mitad de su patrimonio, a partes iguales, a los príncipes y a los ocho nietos de los reyes, y legó la otra mitad a don Felipe y doña Letizia con el encargo expreso de que crearan con esta cantidad una fundación de interés social.