Graziano Da Silva: «Los precios de los alimentos seguirán altos varios años»

El nuevo director general electo de la FAO, el brasileño José Graziano Da Silva, aseguró hoy en rueda de prensa que los precios de los alimentos de primera necesidad seguirán altos durante varios años.

"La volatilidad de los precios se va a mantener, seguirán altos durante varios años porque están relacionados con los mercados financieros. Hasta que no se estabilice la situación financiera mundial, los precios de los bienes de primera necesidad serán un reflejo de esta situación", explicó Graziano Da Silva en Roma, en su primer contacto con la prensa como director electo de la FAO.


Explicó que la agencia de Naciones Unidas intentará solucionar este problema de forma prioritaria, y concretó que la organización ofrecerá ayuda a los países pobres más afectados por los precios elevados de alimentos de primera necesidad.


El nuevo director de la FAO, que se impuso ayer en segunda ronda al exministro español Miguel Ángel Moratinos por cuatro votos de diferencia, señaló también la importancia de fomentar las buenas relaciones entre los países miembros y con otras organizaciones de Naciones Unidas, como el Programa Mundial de Alimentos (PMA).


"Esta organización necesita muy buenas relaciones para avanzar más rápidamente en la lucha contra el hambre", insistió Graziano Da Silva durante su comparecencia, en la que reconoció que ayer se produjo una división del voto entre los países del sur, que apostaron por él, y los del norte, que eligieron a Moratinos.


En este sentido, subrayó que existen "divergencias profundas"entre los mayores donantes y los países del sur. "Eso no significa que estén en contra de mi candidatura", precisó el directivo brasileño, quien dijo que espera poder "llegar a un acuerdo en un mínimo de asuntos"para poder luchar "más rápidamente"contra el hambre en el mundo.


El brasileño también habló sobre algunos puntos polémicos que rodean a la agricultura, como la biotecnología y los organismos de modificación genética. "El monopolio de las empresas multinacionales en el sector de las semillas nosotros lo condenamos, pero si dejamos al margen ese monopolio, la biotecnología ofrece nuevos caminos a la ciencia y no la debemos descartar a priori", explicó.


Graziano Da Silva también se refirió a los biocarburantes y, parafraseando al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, comentó que, como en el colesterol, "hay biocarburantes buenos y malos". "Los biocombustibles no son la alternativa que se debe utilizar en cualquier situación, pero tampoco hay que demonizarlos, hay que tratarlos como una alternativa real para algunos países", añadió el nuevo director de la FAO.


Graziano Da Silva, como ya hizo este domingo durante el discurso de agradecimiento, repitió varias veces que su elección como nuevo director general de la FAO es el resultado de un proceso democrático y subrayó que no hizo "negociaciones"durante la campaña. Tras la primera ronda de la votación de ayer, Brasil pidió un receso de 30 minutos que se le fue concedido, en el que los diferentes grupos establecieron sus estrategias de votos y el grupo de los 77 países no alineados decidió votar en bloque a favor del candidatos brasileño.
Este hecho suscitó la polémica entre varias delegaciones internacionales, entre ellas Marruecos y la Unión Europea, que recordaron a la mesa presidencial que en el reglamento de la FAO está prohibido interrumpir un proceso de votación.