Tenis

El tropiezo de Venus Williams la sorpresa en Wimbledon

 El tropiezo de la segunda favorita, la estadounidense Venus Williams, en los cuartos de final del torneo de Wimbledon fue la gran sorpresa de una jornada sin tenis masculino, con pistas más vacías y menos sol que en días pasados.

Tsvetana Pironkova es el nombre de la búlgara que retiró del mapa de Wimbledon a Venus Williams, campeona de este Gran Slam en cinco ocasiones desde 2000 y finalista el año pasado ante su hermana, Serena Williams, que todavía lucha por su cuarto título.Ya se le había visto tambalear el lunes a la mayor de las hermanas, Venus, durante el segundo set de su encuentro de octavos de final, cuando la australiana Jarmila Groth la obligó a asistir al "tie-break"y la exprimió hasta cometer errores, como las pelotas que dejó sin superar la red.Ante la incógnita sobre el momento en que esa Williams decidirá su retirada, la estadounidense, de 30 años, se sometía a una nueva prueba que mediría si aún está en forma para avanzar hacia la final del Gran Slam o era justo que se quedara en el camino, sin llegar a verse con su hermana.Venus sucumbió a la joven búlgara Tsvetana Pironkova por 6-2 y 6-3 y acabó con las esperanzas de gran parte del público por volver a ver en la Central un cara a cara entre las dos Williams, que en toda esta temporada aún no ha tenido lugar."Sentí que ella jugó sólida. Pero definitivamente yo le hice demasiadas contribuciones", señaló Venus, consciente de que había dejado pasar sus grandes oportunidades en el partido y quien descartó que el motivo de su derrota hubiera sido cualquier lesión.La búlgara se anotó el primer set y sorprendió al público, mucho más escaso hoy que la primera semana del torneo, cuya mayor cifra de espectadores se alcanzó el jueves, con 42.608 visitas.Con dos mangas por delante la mayoría apostaba aún por ver cómo Venus remontaba. No fue así. En el segundo set, la más joven puso todas sus ganas sobre la pista y rompió el servicio de su contrincante en el cuarto juego.En el sexto, Pironkova sumó una nueva ruptura y se abalanzó hacia la victoria, para la que dijo no había seguido ninguna "estrategia concreta", pero que le permitirá acceder a una semifinal ante la rusa Vera Zvonareva, vigésimo primera cabeza de serie y encargada hoy de borrar a la belga Kim Clijsters.Venus Williams comenzó a echar fuera muchas más pelotas de lo habitual, una espiral de la que ya no pudo salir, según explicó ella misma, consolada y aconsejada por su hermana nada más terminar el encuentro, cuando se vieron en el vestuario.Serena defiende a la familiaSerena, que jugó después, fue la responsable de defender el estatus de la familia en el All England Club y luchó por seguir en el cuadro ante la china Na Li, novena favorita. Lo consiguió en una hora y veinte minutos, con sólo dos sets, y advirtió de que aún puede dar más de sí en esta competición.No obstante, la número uno del mundo aseguró que "hay otras tres personas que quieren ganar y tienen tantas posibilidades"de hacerlo como ella. Sobre su rival de hoy en cuartos de final, Li, indicó que era una jugadora "complicada, que sacó de forma increíble", pero ante la que Serena dispuso de un buen saque.La propia jugadora se sintió satisfecha porque era "la primera vez"que había sacado "tan bien de forma tan consistente"desde que arrancó el torneo, el pasado 21 de junio.El primer set fue el más duro para la estadounidense, pese a que ya en el quinto juego había puesto la soga al cuello a su contrincante al encontrarse con dos puntos de "break"a su favor. Na Li desplegó sus armas y salvó los dos.Muy igualadas continuaron hasta el undécimo juego, donde la menor de las Williams, de 28 años, consiguió esa esperada ruptura del servicio. Así se aventajó a los 45 minutos de partido y comenzó una segunda manga más rápida, en la que no encontró tanta resistencia.Serena irrumpió en la "Catedral"con los largos pendientes que la caracterizan, las uñas pintadas de color plateado con purpurina y unas zapatillas en las que la jugadora lució tres corazones con las cifras '02, '03 y '09, correspondientes a los tres años en que ha sido campeona de este Gran Slam.En su séptima semifinal en el SW19 -código postal del club-, Serena se medirá a la checa Petra Kvitova, un nombre que no figura entre las cabeza de serie y que se colocó en esa cita tras vencer a la estonia Kaia Kanepi en tres sets. "Es algo increíble, muy bueno para todo el mundo en la República Checa", dijo Kvitova a pie de pista.