«No» rotundo a los anuncios de sexo

Los políticos no quieren anuncios de sexo en los periódicos. Así lo pone de manifiesto la encuesta que LA RAZÓN ha llevado a cabo desde el pasado 13 de mayo entre políticos de ambos sexos, de todo el territorio y todos los partidos. Así, más de ocho de cada diez políticos apuestan por la supresión. Por tanto, la medida, tomada por este diario en diciembre, tiene el respaldo de los representantes de los ciudadanos.

En el Gobierno, Senado y Congreso el apoyo a la eliminación es casi unánime. El 87,5% de los ministros consultados aseguró estar a favor y ninguno se manifestó en contra. A esto hay que sumar la condena del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que aseguró, en el último Debate sobre el Estado de la Nación, que estos anuncios iban a desaparecer de los diarios. Además, casi nueve de cada diez senadores (el 88,5%) está de acuerdo con su desaparición, frente al 7,7 que está en contra. Los diputados no son una excepción: ocho de cada diez quiere una Prensa sin publicidad de meretrices. Entre los políticos con otros cargos, apoya la supresión el 81,2% de los autonómicos, el 85% de los que poseen cargos públicos de ámbito local o provincial y el 75% de los eurodiputados.En relación con los dos partidos mayoritarios, casi nueve de cada diez socialistas (el 88,8%) declaró que estos anuncios no son propios de periódicos serios, opinión que comparte el 76,3% de los miembros del PP. Destaca el apoyo unánime de grupos minoritarios, como el PNV o Izquierda Unida, de los que todos los consultados han apoyado de forma rotunda la eliminación. Entre los representantes del CiU, el 77,8% quiere que los «clasificados» desaparezcan, y de los miembros de los partidos incluidos en la categoría de otros apoyan la medida casi ocho de cada diez (el 78,6).Tanto mujeres como hombres desean que la Prensa abandone esta publicidad. Más de nueve de cada diez políticas se manifestó a favor de que desaparezcan los anuncios, porcentaje que supera al de los hombres, de los que quiere quitarlos el 77,3. Como balance final, el 82,5% de las personas con cargos públicos está a favor de la supresión de los anuncios, frente al 11,4 que está en contra.