George Clooney: «De joven me bebí hasta el agua de los floreros»

Aunque otros actores como Arnold Schwarzenegger se han metido en política logrando considerable éxito, George Clooney cree que él no es el apropiado para el puesto. ¿La razón? Su alocada juventud, en la que se bebió "hasta el agua de los floreros".

George Clooney ha reconocido que vivió unos años locos de juventud en los que vivió la vida al máximo, pero ahora le supondrían una traba para hacer carrera política. "No viví mi vida de la manera adecuada para hacer política. Me acosté con demasiadas chicas y consumí demasiadas drogas, esa es la verdad", ha declarado sin tapujos el actor en una entrevista con Newsweek.

Aunque sabe que a otra gente sí le importa el pasado de los políticos, él tiene claro que si los candidatos lo aclaran desde un principio, quizá pudieran tener una oportunidad. "Tan sólo que empiecen diciendo: 'Hice todo eso. Ahora hablemos de los problemas'", ha aclarado, a la vez que presentaba entre bromas su hipotética candidatura: "Ese va a ser mi eslogan de campaña: 'Me bebí hasta el agua de los floreros'".

El actor apoya públicamente al Partido Demócrata
Lo cierto es que Clooney sí está interesado en política y apoya públicamente al Partido Demócrata de Estados Unidos, pero prefiere dirigir sus acciones por otra vía que no sea la carrera presidencial.

Así, el actor ha colaborado activamente en tareas humanitarias y una de sus principales preocupaciones es Sudán, país sobre el que ha instalado un satélite para vigilar los movimientos militares que se realizan en su territorio. "No colaboro con la ONU ni el Gobierno de Estados Unidos, así que no tengo limitaciones. Soy un tipo con una cámara a 400 km de altura. Soy el paparazzi anti-genocidio", ha sentenciado.