Gunnar Petterson: «Stallone podría hacer otro ‘‘Rambo''»

Con firma propia. Profesión: «personal trainer». Tiene varios gimnasios, uno en Beverly Hills. Nació: en 1962, en Washington. Por qué está aquí: ha pasado por Madrid para presentar la fragancia Champion Energy, de Davidoff.

Gunnar Petterson: «Stallone podría hacer otro ‘‘Rambo''»
Gunnar Petterson: «Stallone podría hacer otro ‘‘Rambo''»

–La revista «Sport Illustrated» le llamó «gurú del fitness» y «entrenador de las estrellas». ¿Qué hace usted que no hacen los demás?
–Intento que los ejercicios sean divertidos y además un reto. Trato de sorprender constantemente al cuerpo para que la mente esté concentrada.

–¿Las estrellas se someten a su disciplina con facilidad? ¿Son dóciles?
–¿Ha conocido a alguna dócil? Creo que si vienen a mi gimnasio ya están dispuestas a llevar un plan. Generalmente quieren un cambio en sus vidas, sentirse bien. Y saben que eso cuesta.

–El objetivo principal será conservar la buena imagen como sea, ¿no?
–Claro: estamos en Los Ángeles, vivimos la dictadura de la imagen.

–¿Qué le cuesta más a Penélope Cruz?
–Encontrar tiempo para entrenar. Ése es su gran problema.

–¿Qué le preocupa más a Angelina Jolie?
–Lucha por no estar tan delgada, por ganar músculo.

–¿Jennifer López quiere ganar o perder trasero?
–Quiere que lo que tiene se mantenga en su sitio, y lo consigue. Desafía la ley de la gravedad.

–¿Silvester Stallone está como para hacer otro «Rocky»?
–Sí, y otro «Rambo». Se cuida mucho y es muy disciplinado. Podría vivir un mes entero con pescado y agua.

–También entrena a deportistas como Pete Sampras o Mike Tyson. ¿Menos complicados que las estrellas de cine?
–No hay problemas con ellos. Y hacen pocas preguntas: toda la vida han entrenado.

–¿A qué estrella no entrenaría nunca?
–A ninguna. Amo los retos. Me encanta ver la cara ante el cambio de los que trabajan a regañadientes. Sofía Vergara entrena conmigo. Me dice: «Odio hacer esto, pero me gusta cómo me veo».

–¿Sería capaz de recuperar a Charlie Sheen?
–Va a mi gimnasio, pero no sé lo que hace fuera de él.

–¿Ha pensado que le gustaría más entrenar almas que cuerpos?
–Hay pocas buenas almas en Los Ángeles. Ya sabe lo que dicen en Hollywood...

–«Si quieres un amigo, cómprate un perro».
–Eso dicen. Yo tengo cuatro perros y cuatro amigos. Y llevo 23 años allí.

–Piense en lo que se ahorra en barbacoas...