ANÁLISIS: Ejemplo de lo que vendrá por Ángel RIVERA

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Es normal que esté haciendo tanto calor a estas alturas de junio?
–Las temperaturas que se están dando en algunos puntos de España, en los que los termómetros superarán los 40 grados durante los próximos días, son algo más altas de lo habitual. La situación no obedece a ningún factor determinante, estas situaciones son cíclicas y se dan cada cierto tiempo. Hay que ser prudente con la previsión para este verano porque no es cien por cien fiable, pero parece que vamos a tener un verano más cálido de lo habitual en las zonas del este y del norte, con temperaturas medias más altas que las del periodo 1971-2000. El buen tiempo será la tónica general, pero se producirán algunas precipitaciones provocadas por las tormentas características en esta época del año.

- Pero lo cierto es que venimos de una primavera atípica, ¿no?
–Sí. El trimestre marzo-mayo ha sido el más caluroso desde 1951. Esta situación ha afectado a todas las regiones, con unas temperatura media de 15,3 grados, 2,3 grados por encima de su valor medio normal (13 grados), lo que sitúa al trimestre como el más cálido de la serie histórica, iniciada en 1951, por delante de 1997 (15,34 grados) y 2006 (15,13 grados). Esta situación anómala también ha afectado a las precipitaciones, que estuvieron un 10 por ciento por encima de la media.

- Siempre que llega el verano y se anuncian temperaturas altas, se habla de lo que está sucediendo en la atmósfera y sobre la influencia del cambio climático. ¿Tiene alguna relación?
–Cuando hacemos la previsión y hablamos de que va a haber un verano más caluroso que el año pasado no podemos decir que hay una relación directa con el cambio climático. En cambio, lo que es cierto es que desde la década de los 80 estamos observando un aumento, con altibajos, de las temperatura. Si miramos la situación de una forma global, sí se puede hablar de que se está produciendo un calentamiento.


Ángel Rivera
Portavoz de AEMET