Baloncesto

Deberes para Londres

Estados Unidos fue muy superior a España en la última prueba antes de los Juegos Olímpicos

BARCELONA- España no pudo tomarse la revancha de la derrota en la última final olímpica ante Estados Unidos en el primer enfrentamiento entre ambas selecciones desde entonces. Ayer cayó en el Sant Jordi en el último ensayo antes de los Juegos Olímpicos. Los de Scariolo llegan a Londres con deberes por hacer, como mejorar en su concentración en algunas fases del choque, si quieren aspirar a destronar al campeón, que se mostró muy superior.

No quería España que Estados Unidos se escapara rápidamente en el marcador, como hizo ante Argentina. Es un equipo el americano contra el que cuesta demasiado ir a remolque. Así que los de Scariolo salieron muy metidos en el partido, aunque fueron los de Krzyzewski los que estrenaron el marcador de un Sant Jordi entregado. El triple de Chris Paul fue un espejismo, porque el juego de España comenzó a carburar gracias a un extraordinario Calderón en la dirección, al trabajo de Pau Gasol en la pintura y a los puntos de un inmenso Ibaka. El pívot de los Thunder anotó seis puntos seguidos, intercalando un par de tapones y toneladas de intimidación en la zona, a los que Sada les añadió dos más desde la esquina para alcanzar la máxima diferencia en el marcador (22-13, minuto 9). Algo no carburaba en las filas norteamericanas y la solución de «coach K» fue quitar a Chandler para jugar sin pívot nato, buscando la velocidad y la amenaza en el tiro. Lebron James se emparejaba con Pau en defensa, un duelo de titanes, sin duda, porque el físico del campeón de la NBA es imponente, a pesar de la diferencia de talla con su rival. Aunque el protagonismo de la noche lo asumió otra de las estrellas estadounidenses. Carmelo Anthony, quizás algo apartado de los focos ante la fama de sus compañeros de vestuario, escogió el mejor partido para dar un golpe en la mesa.
«Melo» lideró la remontada de Estados Unidos en un segundo cuarto para enmarcar. Claro que antes, Mike Krzyzewski ofreció una muestra de las excentricidades que rodean a este «Dream Team» cambiando a sus cinco jugadores de pista al minuto del segundo parcial. Y es que por algo la normalidad no aparece en el diccionario del campeón olímpico.

Anthony, cómodo en los entornos excéntricos, acabó con 23 puntos al descanso. Estados Unidos apretó en defensa en este segundo cuarto y se encomendó a Carmelo en ataque. Un parcial de 12-2 mediado el cuarto pilló por sorpresa a España, a la que le costaba horrores encontrar la canasta rival. Una contra culminada por Kevin Durant a poco más de un minuto para el descanso situó el 35-48 en el luminoso, la máxima diferencia del partido para los americanos. Pero un triple de Rudy y dos tiros libres de Felipe Reyes lo dejaban todo abierto antes del descanso, mientras Pau se pasaba más minutos de los habituales en el banquillo por culpa de las faltas.

Scariolo devolvió a su cinco titular a pista tras la reanudación para intentar agarrarse al partido, pero fue precisamente con sus mejores hombres cuando encajó un parcial de 8-21 en menos de seis minutos que dejó visto para sentencia el choque. España se vio completamente desbordada por una intensísima defensa de los americanos, que provocó innumerables pérdidas, muchas de las cuales acabaron con mates «made in All Star».

El acierto de Durant y la velocidad de Westbrook ensancharon las diferencias hasta el 48-69 (minuto 26). Son momentos así los que habrá que intentar evitar en Londres si se sueña con la revancha de la final de Pekín. El cielo es azul, el agua moja y si a Estados Unidos le dejas correr, estás muerto.

El orgullo de campeón empujó a España a recortar diferencias, pero ya era demasiado tarde y la reacción se quedó en nada. Tampoco es tan grave, no fue más que un ensayo de cara a la cita olímpica, pero supone un toque de atención. Eso sí, Estados Unidos aprendió que si los de Scariolo son capaces de mantener la concentración durante todo un partido, su reinado corre peligro. La próxima prueba será la definitiva.
Londres espera impaciente.

FICHA TECNICA.
--RESULTADO: ESPAÑA, 78 - ESTADOS UNIDOS, 100.
--EQUIPOS.
ESPAÑA: Calderón (4), Navarro (11), Rudy Fernández (8), Ibaka (16), Pau Gasol (19) --cinco inicial--; Reyes (7), Claver (7), San Emeterio (2), Llull (1) y Sada (3).
ESTADOS UNIDOS: Paul (5), Bryant (6), James (25), Durant (13), Chandler (2) --cinco inicial--; Westbrook (9), Williams (4), Iguodala (-), Love (2), Harden (7), Davis (-) y Anthony (27).
--PARCIALES: 23-21, 17-27, 20-26 y 18-26.
--ARBITROS: Martín Bertrán, Kogut y Perea Lorente. Eliminaron a Chandler en Estados Unidos.
--PABELLON: Palau Sant Jordi, 16.200 espectadores.