Duran

Veranea en casa de su suegro porque, además, sale muy barato. Dios Santo, que ZP se lo piense para Economía 

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Por primera vez me creo que el CIS acierta. Duran i Lleida es el político mejor valorado de España, según el instituto oficial, y lo creo. Es tal su valoración que supera incluso al mismísimo presidente del Gobierno que es quien, al fin y al cabo, tiene el Boletín Oficial del Estado. Pero Duran tiene la palabra. Precisa. Y con sentido común. «En la tómbola de Zapatero siempre toca, si no un pito una pelota», dijo en el Debate del Estado de la Nación.

 

Pues si, aplastante. El mejor resumen del debate que he oído. Que le pregunten a Montilla que pelota le ha tocado. O esa otra que dijo: «Lo que España necesita son líderes dispuestos a perder votos por tomar medidas no siempre populares». Pues también. De cajón. Aquí y en las antípodas.

 

Duran puntúa en el CIS porque, desde la moderación, está en todos los guisos desde hace más de treinta años, aspirando por definición al Ministerio de Exteriores que unas veces no le ofrecieron y otras, lo tuvo en bandeja pero alguien le dijo que no era momento de canapés. A falta de Ministerio, cada año se voltea el mundo desde la Comisión de Exteriores para, llegado el verano, quedarse por estos lares y seguir encaramándose al CIS con la mejor afirmación vacacional de todos los políticos. Zapatero se va a su tierra, Rajoy a la suya, la mayoría al mar, todos como siempre y él, Duran, también como siempre «a casa de mi suegro porque, además, me sale muy barato». Literal. El suegro de Duran, candoroso él, lleva treinta años recogiéndole en verano. Una urgencia que se agudiza con la crisis. Ahora ya no vale echar de casa a la hija antes de los 30 porque, una vez que la has emparejado, te viene el yerno a instalarse, con 58 años. Agarrado al tinto de verano.

 

La solución es barata, y he de reconocer que vende como ninguna en el CIS. Camiseta y gorra en Aiguablava, en las calas de la Costa Brava, sin «apenas salir a cenar» porque esto cuesta una pasta. Dios Santo, que Zapatero se lo piense para Economía si no le cuadra en Exteriores.

 

Porque Duran lo de la economía lo tiene claro. De todas sus virtudes, ésta es la que más le adorna. Llega a la tele, se deja acicalar y se marcha con el maquillaje puesto, para aprovecharlo todo el día.

 

Pero lo que más puntúa en el CIS es su prudencia. Posee toda la información pero la administra como un espía del CNI. El fue el primero que nos alertó a los periodistas sobre la inminencia del Estatut. Y lo hizo con acierto.

 

Moderación, prudencia y karma, ésta es su fórmula para ser el más top. El karma lo ejercita para sobrellevar a su alter ego, Artur Mas, con la mejor de las sonrisas. Esto le ha fajado para cualquier cosa. No es de extrañar, pues, que congenie con la izquierda, la derecha, los vascos, los catalanes, los madrileños o los canarios. Con De la Vega y con Soraya. Si algún día Bono tiene que reemplazar un león de las Cortes, lo sustituirá por Duran.