La Junta no ejecutó un 82 por ciento de la inversión sanitaria en 2011

Sevilla- La baja ejecución presupuestaria de la Junta de Andalucía en materia sanitaria se tradujo en 2011, en un recorte de «casi el 95 por ciento» en función de los 47,1 millones de euros que le correspondían a la provincia de Sevilla en cuanto a inversiones en el mencionado sector. Así lo denunció ayer la parlamentaria autonómica del Partido Popular Alicia Martínez.
Los populares lamentan que el Gobierno andaluz, formado por PSOE e IU-CA, utilice como «coartada» al Ejecutivo central de Mariano Rajoy para intentar justificar sus «recortes» en materias tan sensibles como la sanidad pública. «Ahora ellos dicen que recortan por imposición del Estado, pero lo cierto es que las medidas de contención del gasto y de freno del despilfarro las toma el PP en el Gobierno de la nación y en Andalucía son PSOE e IU-CA quienes tienen que tomar las decisiones de ajuste», defendió Martínez, toda vez que la semana pasada, la mayoría absoluta del PP en el Congreso de los Diputados hacía prosperar el recorte de 10.000 millones de euros promovido por el Gobierno central en sanidad y educación, en gran medida para combatir el déficit de las comunidades autónomas.

Alicia Martínez avisó de que los «recortes de ahora» son «consecuencia» de la gestión socialista en el Gobierno central, pues los socialistas «gastaron al año más de 4.000 millones de euros más de lo que se ingresaba». «No se puede olvidar quién es el responsable de la situación que viven el Estado y Andalucía», recordó.

En cuanto a la esfera andaluza y sevillana, explicó que para 2011, el Gobierno andaluz había presupuestado para el conjunto de la región inversiones por valor de 247 millones de euros en el ámbito sanitario, aunque «sólo el 18,5 por ciento» de este montante habría sido ejecutado, lo que se traduce en un cifra final de 45,9 millones de euros.

«Un recorte del 82 por ciento de las inversiones en materia sanitaria», señaló. De esos 247 millones de euros presupuestados para inversiones, a la provincia de Sevilla correspondían 47,1 millones de euros, pero «sólo se han ejecutado 2,7; un 5,7% de lo presupuestado». «Un recorte de casi un 95% en las inversiones sanitarias para la provincia de Sevilla», aseguró la parlamentaria.

Del mismo modo, explicó las necesidades de Sevilla en materia sanitaria, porque la provincia, por ejemplo, cuenta con 1,1 hospitales y 2,5 camas por 1.000 habitantes, «lejos» de los indicativos andaluces y nacionales. Igualmente, avisó de que el pasado verano, la provincia sufrió un «recorte» de 21 millones de euros al ser cerrados «el 58%» de los quirófanos de los hospitales de la capital andaluza y el 50% de las consultas médicas, siendo cerrados igualmente los centros de atención primaria por las tardes.

Salud habla de «cinismo»
Por su parte, la Consejería de Salud recordó al PP que en la última legislatura, la provincia se ha beneficiado de la puesta en marcha de nuevos hospitales en Utrera o la Sierra Norte, incorporando 25 nuevos centros de salud y con reformas en otros 13. Por ello, calificó como una muestra de «cinismo» que la parlamentaria contradiga «una normativa, aprobada por su mismo partido político, que modifica el sistema sanitario tal y como lo conocemos hoy: universal, público y gratuito».