Caja Extremadura aprueba el cierre de fusión con Cajastur y Caja Cantabria

Caja Extremadura ha aprobado esta tarde la segregación de su negocio financiero en favor del nuevo banco creado junto a Cajastur y Caja Cantabria.

La asamblea general de Caja Extremadura ha aprobado esta tarde la segregación de su negocio financiero en favor del nuevo banco creado junto a Cajastur y Caja Cantabria, llamado Effibank, lo que cierra el proceso de fusión fría de las tres entidades a través de un Sistema Institucional de Protección (SIP).

Según informaron hoy a Efe fuentes de Caja Extremadura, la segregación del negocio financiero en favor de la integración ha sido apoyada por 136 de los 155 consejeros que han acudido a la reunión. Tan solo dos consejeros han votado en contra y otros 17 se han abstenido en la votación de la asamblea de la entidad de ahorro extremeña, que cuenta con 160 miembros.

Las tres entidades han informado en un comunicado conjunto de que el nuevo banco ha aprobado en su junta general la ampliación de capital de 2.622,2 millones, de los que 980 corresponderán al nominal y 1.642,2 millones a la prima de emisión, y el canje por el negocio bancario de las cajas, tras el sí a la operación de segregación que dieron las asambleas generales de ayer y hoy.

El proceso de integración del nuevo banco avanza con la aprobación del proyecto de segregación del negocio bancario de las cajas a la nueva entidad a cambio de una participación accionarial.

Esta aprobación supone el traspaso en bloque, por sucesión universal, de los elementos patrimoniales que integran, como una unidad económica, el negocio bancario de cada una de las cajas a favor de Effibank, que se subroga en la totalidad de derechos, acciones, obligaciones, responsabilidades y cargas del negocio financiero segregado.

La ampliación de capital del banco se destina a la entrega del paquete accionarial a cada caja según el Contrato de Integración suscrito el 13 de abril, de tal forma que el accionariado queda formado por un 66 por ciento de Cajastur, un 20 por ciento de Caja de Extremadura y un 14 por ciento de Caja Cantabria.

La ampliación de capital aprobada se articula en una emisión de 980 millones de acciones, con un valor nominal de 1 euro por título, y una prima de emisión media de 1,67 euros, que es diferente en cada caja al tener en cuenta indicadores de gestión o calidad de activos. El negocio bancario de Cajastur se valora en 1.759,6 millones de euros, por el que recibe 646,8 millones de acciones, con una prima de emisión de 1.112,8 millones de euros, mientras que el negocio bancario de Caja de Extremadura se valora en 457,4 millones de euros, por el que recibe 196 millones de acciones, con una prima de emisión de 261,4 millones de euros.

El negocio bancario de Caja Cantabria se valora en 405,1 millones de euros, por el que recibe 137,2 millones de acciones, con una prima de emisión de 267,9 millones de euros.
La operación de integración significa que Effibank se subroga en la totalidad de derechos, acciones, obligaciones, responsabilidades y cargas del negocio bancario segregado, recibiendo los activos, los pasivos y los medios humanos y materiales vinculados a la explotación de dicho negocio bancario de cada caja, las cuales pasan a realizar dicha actividad por vía indirecta.

De este modo, Effibank SA realizará todo el negocio bancario del grupo, que mantendrá las enseñas de cada caja en los territorios naturales de cada una de ellas.
El nuevo banco, con sede en Madrid, tiene un volumen de activos de más de 53.000 millones, una presencia nacional con más de 1.400 oficinas y 6.500 empleados y una posición de liderazgo en cuatro comunidades autónomas, con una cuota de mercado del orden del 20 por ciento.