La pequeña pantalla salva a la grande

Los operadores logran los filmes más vistos al contratar a los directores y protagonistas de sus series 

Madrid- La polémica entre las televisiones y el cine español es ya añeja. Los operadores de televisión siguen protestando ante diversas instancias por la obligación de invertir el 5 por ciento de su facturación en cine nacional y europeo. Ante semejante carga los canales de TV llevan años apostando por películas de gran formato para, al menos, rentabilizar la inversión. Este año no ha sido menos y la lista de los largometrajes españoles más vistos está copada de filmes apadrinados por Antena 3 y Telecinco. Éste es el caso de «Tres metros sobre el cielo», «Los ojos de Julia», «Que se mueran los feos», «Celda 211»...

De «Cuéntame» a «O. T.»
La novedad del pasado ejercicio fue que se apostó masivamente por trasladar las fórmulas de la ficción televisiva a la gran pantalla. Parece lógico, pues mientras las películas «made in Spain» cosechan un éxito escaso, las series de producción nacional siguen ocupando las preferencias de la audiencia. El director de «Tres metros sobre el cielo», Fernando González Molina, les podrá sonar por otro taquillazo, «Fuga de cerebros», pero también luce en su currículum el haber enganchado durane 28 semanas al público como realizador de la serie «Los hombres de Paco». Su protagonista, Mario Casas, también fue carne televisiva de aquella serie y muchas otras. En el filme también participa, entre otros, Pablo Rivero, el eterno Toni de «Cuéntame». Belén Rueda, ex rostro catódico y ahora especializada en cintas de género, protagoniza la segunda película que más entradas ha despachado, «Los ojos de julia». En la tercera posición el caso es de libro: «Que se mueran los feos» reúne a una gran colección de rostros de la pequeña pantalla. Un mérito que resultó facil para su creador, Nacho G. Velilla, director y productor ejecutivo de algunas de las telecomedias españolas de mejor aceptación, como «Siete vidas» y «Aída». Cierra el «top ten» español «Tensión sexual no resuelta», una tortilla de nombres televisivos: Pilar Rubio, Joaquín Reyes, Amaia Salamanca... La fórmula ha funcionado a la perfección. Habrá que ver cuanto dura.