El Gobierno catalán se niega a retrasar la prohibición de los toros

La crisis ha obligado a la Generalitat a realizar fuertes recortes en todas las áreas. Sin embargo, tener que recortar no quieren que sea un impedimento para mantener la prohibición de las corridas de toros en Cataluña a partir del 1 de enero de 2012.

La Razón
La RazónLa Razón

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, cerró ayer la puerta a retrasar la entrada en vigor de la ley abolicionista, que contempla compensaciones económicas para los afectados. Homs aseguró que «no hay excusas» porque las indemnizaciones no ascenderán a 300 o 400 millones de euros, como prevé la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta. «Si alguien alega el presunto drama del impago económico que puede tener esto, puede estar tranquilo, esto no tendrá un impacto económico.

Al final, no se hablará ni siquiera de millones, sino de unos pocos miles de euros», dijo. Pero Mas va a tener que negociar porque para poder aprobar los presupuestos ha tenido que llegar a un pacto con el PP y esta formación se mantiene firme en que CiU apoye la proposición de ley que han presentado en el Parlament para llevar a cabo una moratoria, según reafirmó la presidenta de la formación, Alicia Sánchez-Camacho. «Consideramos que cuando no hay dinero para poder pagar las prioridades, que son las prestaciones sociales, cualquier otro gasto tiene que ser postergado», defendió.