Miserachs entra en el Macba

Considerado como uno de los grandes maestros de la fotografía, Miserachs ahora podrá ser estudiado.

Arena y Mar Misereachs, ayer, en el centro de documentación del Macba, acompañadas de Bartomeu Marí, director del centro
Arena y Mar Misereachs, ayer, en el centro de documentación del Macba, acompañadas de Bartomeu Marí, director del centro

Barcelona- Desde el pasado día 3, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) custodia uno de los legados más importantes de la fotografía contemporánea de nuestro país, el de Xavier Miserachs. En el centro de estudios y documentación de esta institución se guardan 80.000 imágenes fotográficas –60.000 en tiras de negativos y 20.000 en diapositivas o transparencias–. A este fondo se le suman 2.500 hojas de contacto, cuadernos de notas y los volúmenes de su biblioteca personal.


Decisión familiar
Este archivo llega al Macba por decisión de Mar y Arena Miserachs, hijas del autor, quienes ayer presentaron este importante fondo patrimonial. El director del Macba, Bartomeu Marí, aseguró que el acuerdo no ha supuesto «ningún tipo de transacción económica. El Macba tiene como política no comprar archivos». La cesión no supone que los herederos de Miserachs renuncien a los derechos de explotación de la obra del artista. Pese a ello, la familia Miserachs se ha comprometido a ceder un tanto por ciento de los beneficios por la explotación de la obra al museo. Mar y Arena Miserachs comentaron que en los últimos tiempos les había llegado algunas ofertas de otros centros interesados, «pero ninguna tan firme como la del Macba».

La familia Miserachs deposita el fondo por un periodo renovable de 25 años. En función de este acuerdo, el Macba se hace cargo de la custodia, catalogación y conservación de estos documentos. En este sentido, Marí también anunció que la intención del Macba es la de poder incorporar a Miserachs en sus colecciones de arte. Por esta razón, ya se está negociando con la familia la adquisión de un número de fotografías.

El Macba ya ha comenzado la restauración y digitalización de las imágenes. Una de las herramientas más importantes de este objetivo ya está disponible en la red, mediante la plataforma Flickr (http://www.flickr.com/photos/arxiu-macba/collections/), donde se irán colgando regularmente todas las fotografías hasta poder hacer accesible la obra completa de este maestro de la fotografía. El museo también trabaja en la actualidad en un proyecto expositivo, una gran muestra retrospectiva que abrirá sus puertas en 2013.

Xavier Miserachs es hoy, a los trece años de su muerte, un nombre de referencia en el mundo de la fotografía contemporánea. Considerado junto con Oriol Maspons como uno de los integrantes de la «nueva vanguardia» que surgió en la Barcelona de los años cincuenta, él encarnó al fotógrafo profesional a partir del modelo de Francesc Català-Roca. Jorge Ribalta, uno de los estudiosos del artista, comentó ayer que «Alexandre Cirici decía que Maspons encarnaba la "rauxa", era un dinamizador, más intelectual. En cambio, Miserachs representaba el "seny", era más estable y constante».

Entre 1962 y 1964 Miserachs llevó a cabo más de 7.000 fotografías, a fin de obtener material para el libro «Barcelona blanc i negre» (Aymà Editora, 1964), del cual en buena medida, la imagen popular de Barcelona sigue siendo deudora hoy en día. En el archivo del Macba ahora se guardan los materiales de esta gran obra. A este volumen, le siguió otros dos, también fundamentales dentro de la vanguardia fotográfica española de esos años: «Costa Brava Show» (Kairós. 1966) y «Los cachorros» (Lumen, 1967).

En los años setenta, Miserachs amplió su actividad fotográfico a otros campos como la publicidad, el reportaje y la fotografía editorial. También fue realizador y director de fotografía de dos películas de culto dirigidas por Enrique Vila-Matas y Emma Cohen.


De la polémica con Centelles a Maspons
El buen final del archivo de Miserachs contrasta con la polémica que persiguió la suerte del fondo documental de Agustí Centelles, y que hoy se guarda en el Archivo de Salamanca. Otros legados han podido permanecer en Cataluña. Es el caso del de un contemporáneo de Miserachs, Oriol Maspons, quien depositó sus fotografías –unas 1.500 copias– hace un par de meses en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Mnac). Otro fondo, el de Francesc Català-Roca, se encuentra hoy en las colecciones del Colegio de Arquitectos de Cataluña, en Barcelona.