El glamour a subasta

Y con la aparición de Antonio Banderas y Eva Longoria quedó inaugurada la fiesta de las fiestas de este verano. Las dos estrellas acudieron acompañadas de sus respectivas parejas, Melanie Griffith y Eduardo Cruz, y posaron primero en el photocall del patrocinador del evento, la marca de coches Ford, y firmaron en los automóviles que se subastaron para conseguir dinero para los proyectos de las fundaciones que presiden

El glamour a subasta

Era la primera aparición del pequeño de los Cruz y su presentación en sociedad, en el mismo sitio donde hace un año Longoria se presentó con su ex pareja, Tony Parker, aunque no pisó el photocall. Banderas ejerció de anfitrión en casa con su habitual desparpajo.

Durante toda la semana, los preparativos para la fiesta se habían ido perfilando al detalle, con la zona bajo vigilancia de la Policía local, y el tráfico cortado. El exclusivo Hotel Villa Padierna de Marbella esperaba a más de 300 invitados y otros tantos periodistas para la cobertura de un evento donde las sonrisas milimetradas son tan importantes como los patrocinadores. ¿El reclamo? Lujo por todo lo alto. ¿Pura ostentación? Desde luego, aunque en boca de todos los maniquíes estaba la «buena causa».

Fondos para escuelas

La recaudación, principalmente a través de las marcas que patrocinan la gala, y de los particulares que ayer pujaron en las subastas, es parte del proyecto de las empresarias Sandra García-Sanjuán y María Bravo, cuyo objetivo es recaudar fondos con los que mejorar la educación y la calidad de vida de los niños sin recursos y de sus familias y comunidades. También se benefician las fundaciones respectivas de Longoria y Banderas.

Por la alfombra roja pasaron personajes de lo más diverso, desde la elegantísima Beatriz de Orleans, el hermano de Michael, Jermaine Jackson, que recibió el premio humanitario de la mano de Banderas, a Elisabetta Briatore, y Alejandra Alemán, y más habituales del cuché nacional como Elena Tablada, que posó sólo unos segundos, Manolo Santana, Eugenia Silva, Amaia Salamanca y su pareja Rosauro Baro –que tampoco quiso posar en el photocall–, Paz Vega, Carmen Lomana, de un rojo escotadísimo, Boris Izaguirre, Remedios Cervantes, Gunilla Von Bismarck,Mar Saura y Marta Sánchez, entre muchos otros.

Incluso dentro de la exclusividad hay rangos; se pudo ver en el cóctel, con zonas para «particulares» (que hayan pagado los 1.000 euros del cubierto), Vips y Súper Vips: los segundo, unos 200, en la Terraza Linares, y los terceros, unos 30 , en la suite 115 con terraza. Después de las croquetas de bogavante y las perlas de mozzarella a la puesta del sol, llegaba la cena y la rifa benéfica. Primero, los productos, entre los que había artículos al alcance de cualquiera como bolsos de Lady Dior, maquillaje y tratamientos personales de L'Oreal, una estancia de dos noches en un Riad de lujo en Royal Mansour Marrakech y una botella magnum de Beronia de Gónzalez Byass.

¿Y cuánto vale...?

Más tarde llegó la puja por las «experiencias». El plato fuerte consistía en una secreta de Antonio que consistió en bailar con él una canción de Sinatra, y que por supuesto compró Melanie. Se sorteó pasar un día con Eva Longoria en el rodaje de «Mujeres Desesperadas 2» y un día «muy especial» con Antonio Banderas. El misterio del contenido no se desveló. Además, se podía pujar por billete de avión a Río de Janeiro (Brasil) con acceso Vip para el festival Rock in Río y tour por el backstage para los conciertos de Lenny Kravitz, Shakira, Maná, Jay-Z y Coldplay, pases para la gala de los premios Grammy con asientos platinum y acceso a la fiesta oficial con los artistas, invitación para jugar un partido de golf con Johan Cruyff y comida con él (2 personas), o, para los que lo prefieran, Eugenia Silva ofrecía compartir su casa de Formentera durante 4 días con 6 personas. ¿Cuánto vale para un culé viajar en avión con el equipo de Fútbol del Barça a uno de los partidos de la Liga? ¿Y para un «alonsista» visitar el Paddock de la escudería Ferrari en un Gran Premio del mundial de 2012? Pues la «experiencia» incluye pasear por el «pit-lane» y conocer a los dos pilotos de la escudería italiana: Felipe Massa y Fernando Alonso. Para los cinéfilos, también se subastó una entrada a la apertura del Festival de Cannes, alfombra roja y premiere incluidas, e incluso un día en el rodaje de «CSI Miami», con tour por los estudios y encuentro con los actores de la serie.

Los invitados a la cena ocuparon sus mesas en el patio La Loggia para disfrutar de un menú de ensalada con ventresca y vinagreta de pipirrana, solomillo de ternera con puntas de espárragos y Parfait semifrío de Grand Marnier al coulis de Mango. Y aún quedaban platos fuertes con las actuaciones musicales: La Unión, un dúo especial formado por Victoria S. y el Dj David Guetta, y también un tema de Michael Jackson interpretado por su hermano. Después de tantas emociones llegó la fiesta en el Purobeach Marbella, sólo para los más resistentes, para contribuir con los últimos 250 euros de la noche, toda de barra libre.



Los detalles
A CUERPO DE ESTRELLA

No faltó de nada en el Hotel Villapadierna para que los famoso estuviesen como en casa, o mejor. Para la ocasión se inauguró en el club del mar, (llamado Obama beach por la visita de la primera dama el año pasado), un espacio que durante el día ofrece camas y tumbonas para probar la especialidad en arroces, y que por la noche acoge un restaurante de fusión peruano-asiatico donde deleitarse con la cocina de Luis Arévalo, del restaurante Nikkei de Madrid. También las famosas pudieron ponerse guapas y eligieron entre los 27 tratamientos que ofrece el «Beauty Club» del hotel.