El Papa pone a María Magdalena como ejemplo del encuentro con Dios tras «una vida fácil»

El Papa Benedicto XVI ha puesto como ejemplo a María Magdalena como ejemplo de una vida de encuentro y entrega a Dios después de haber comprobado "el encanto de una vida fácil"y ha señalado que tanto ella como María de Nazareth, la madre de Jesús, son un paradigma de cómo se puede vivir teniendo presente a Dios.

Así lo ha indicado el Pontífice tras asistir este martes en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano a la presentación de la película 'Maria de Nazareth' que muestra la vida de María pero también se detiene en otras dos figuras femeninas, Herodías y Maria Magdalena, que, según ha indicado Benedicto XVI, "realizan elecciones profundamente diversas".

En este sentido, ha explicado que, mientras Herodías "permanece cerrada en sí misma, en su mundo"y "no consigue elevar la mirada para leer los signos de Dios y no sale del mal", Maria Magdalena después de experimentar "el encanto de una vida fácil"encuentra a Jesús "que le abre el corazón y cambia su existencia".

Por ello, el Papa ha subrayado que estas tres experiencias son un reflejo de cómo se puede vivir, centrándose en "el egoísmo, en sí mismo y las cosas materiales"o en la presencia de un Dios que ha venido y permanece en medio de las personas, espera con bondad si se equivocan y pide que le sigan y confíen en El.

Sobre la figura de Maria de Nazareth, que es el fundamento de la película, ha apuntado que la riqueza de su vida ha sido "su sí pleno y total a la voluntad divina"ya que, según ha añadido, "es una madre que tendría el deseo de tener siempre con ella a su hijo"pero que "tiene una fe y un amor tan grande que acepta su partida para cumplir su misión".

"No es fácil perfilar la figura de una madre, porque contiene una riqueza de vida difícilmente describible y es aún más difícil si se trata de una mujer que es Madre de Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre", ha concluido.