El ADN permite resolver una triple violación nueve años después

El estudio del ADN ha permitido a la Policía Nacional detener a los tres autores de la brutal violación de una joven británica cometida en Torremolinos (Málaga) en noviembre de 2001.

.
.

El esclarecimiento del caso no ha sido posible hasta que dos de los agresores, dos hermanos, fueran detenidos por otro delito y su perfil genético se cotejara con la base de datos de la Policía Nacional, que contenía el análisis del esperma encontrado en su día en el cuerpo y en la ropa de la víctima.

Según informó la Policía, la declaración de los dos hermanos, que ya han ingresado en prisión, implicó en la violación a uno de sus primos, que también fue arrestado. Los hechos sucedieron en noviembre de 2001 cuando la joven accedió a que tres hombres, que había conocido esa misma noche en una discoteca de Puerto Marina (Benalmádena), la acompañaran en coche hasta su casa.


Brutal agresión
En lugar de llevarla a su domicilio, se dirigieron a un descampado de Torremolinos y tras drogarla y amenazarla con un cuchillo, la violaron brutalmente en repetidas ocasiones. Pese a que la Policía interrogó a los testigos y revisó las imágenes de las cámaras de seguridad, no pudo identificar a los autores, hasta que el perfil genético de los dos hermanos implicados fue recogido en otro delito posterior.