Asia

Chen Guangcheng rumbo a Estados Unidos

El disidente ciego chino Chen Guangcheng se encuentra hoy en el aeropuerto de Pekín para dirigirse rumbo a EE.UU., reveló el propio Chen en una conversación telefónica, según informa el diario "South China Morning Post".

iii"Estoy en el aeropuerto. No tengo pasaportes. No sé cuándo saldré. Creo que voy hacia Nueva York", dijo Chen.

El disidente chino precisó que estaba acompañado por su esposa e hijos y que cree que las autoridades chinas entregaran los pasaportes de él y su familia directamente a los oficiales estadounidenses para que les den el visado.

En el aeropuerto de la capital china se detecta la presencia de policías y oficiales del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, como una confirmación que el disidente dejará hoy China poniendo punto final a su larga escapada.

Chen, invidente desde los 5 años, ha permanecido hospitalizado este mes en el hospital Chaoyang de Pekín recibiendo tratamiento para una pierna, que se rompió cuando escapó del arresto domiciliario en la ciudad de Nankín, la noche del 21 de abril.

Llegó a Pekín con la ayuda de amigos activistas y se refugió durante seis días en la Embajada estadounidense, de la que salió para ser hospitalizado.

Invidente desde los 5 años, Chen fue visitado el 16 de mayo en el centro hospitalario de Chaoyang por funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública de su provincia, Shandong (centro), quienes le llevaron los formularios para que tanto él como su familia más cercana soliciten los pasaportes.

Ese primer paso dado por el régimen comunista para dejar marchar a Chen y su familia se produjo un día después de que EEUU anunciara que ya tenía listo los visados y que podrán trasladarse a ese país una vez recibido el permiso de las autoridades chinas.

"ChinaAid y la familia de Chen estamos profundamente agradecidos por la ayuda incansable de la comunidad internacional, incluyendo los esfuerzos de la embajada de Estados Unidos y el Congreso estadounidense", acotó el líder de ChinaAid, Bob Fu, en un comunicado difundido hoy.

"Chen también quiere agradecer al Gobierno chino porque ha cumplido una de sus promesas al dejarlo ir a él y a su familia", añadió Bob como antesala a la hasta ahora esperada salida.

El caso de Chen, que denunció los abortos forzados cometidos en su provincia por la política del hijo único, originó un conflicto diplomático entre EE.UU. y China hasta que lograron un acuerdo durante la visita de la Secretaria de Estado, Hilary Clinton, de visita en Pekín a principios de mayo.