Todo listo para la noche de los Oscar

La época de los grandes premios en Hollywood toca hoy a su fin. La crítica, la Prensa extranjera, los actores, los directores..., cada uno ha disfrutado de los suyos durante un mes hasta desembocar en los Oscar, la guinda del pastel. "El discurso del Rey"y "La red social"son las grandes favoritas, aunque no se descartan sorpresas.

Escenario de la gala de los Oscar
Escenario de la gala de los Oscar

Cada año se libra la misma batalla entre los estudios cinematográficos por situar sus películas entre las nominadas de los premios de la Academia de Hollywood. El año pasado el formato cambió y se duplicó el número de filmes candidatos a estatuilla, una excusa meditada para intentar llegar a un público más joven y que los filmes premiados no sean ni de culto, ni para una minoría que ve el cine como arte reservado a los entendidos. Así, supone un éxito para la Academia, desde el punto de vista comercial, ver en la lista de nominados filmes como «Origen» o «La red social», tan admiradas por los adolescentes. Lo mismo sucede con «The Fighter», que está arrasando en todo el planeta entre el público que no llega a los 30 años.

Más savia nueva

Y es que mientras algunos hombres de edad buscan mujeres trofeo para sentirse jóvenes y ciertas señoras se someten a la implacable dictadura del bisturí, Hollywood abraza el cambio generacional al apostar por una pareja de presentadores para la ceremonia de los Oscars que podrían perfectamente ser los conductores de los Premios MTV. Cuando hoy (la ceremonia arranca a las 2:30 de la madrugada del domingo, hora española, y durará 195 minutos) James Franco, de 32 años, y Anne Hathaway, de 28, se presenten en el escenario del teatro Kodak en la 83 ceremonia, serán los anfitriones más jóvenes desde 1975, cuando Goldie Hawn (que había cumplido los treinta) ejerció de maestra de ceremonias. Además, no son los únicos jóvenes que desfilarán por el auditorio. Los organizadores que se decantaron por esta pareja tan risueña no esperaban que tantas caras nuevas aparecieran entre los nominados de este año, entre los que se incluye en mismísimo Franco por su papel en «127 horas». «Hay que remontarse hasta 1977 para ver esta proliferación de sangre joven. La apuesta es clara: hay que inyectar savia nueva», explica la directora de casting Risa García. Se refiere al año en que Richard Dreyfuss (contaba treinta) se convirtió en el actor más joven en conseguir una nominación por «La chica del adiós», y cuando a sus treinta y pocos (muy pocos) George Lucas y Steven Spielberg formaban parte del selecto pelotón de directores nominados.

En esa pugna final cabría anotar en posición preferente tres de las diez cintas canidatas. La aclamada «El discurso del rey» es del gusto de la Academia, de época, clásica, con un ritmo propio del teatro, especialmente después de varios años con sorprendentes películas ganadoras como «En tierra hostil», de Katherine Bigelow, y «No es país para viejos», de los hermanos Coen.

¿Se agarra, entonces, Hollywood sin ambages a la fuente de la eterna juventud? Nueve de los veinte nominados tienen cuarenta años o menos, entre ellos los actores Hailee Steinfeld («Valor de ley», tiene 14 años); Jennifer Lawrence (por «Winter's Bone», con 20; Jesse Eisenberg (en «La red social», cuenta con 27); Natalie Portman («Black Swan», tiene 29), y Christian Bale, de 37 («The figther»). Además de los nominados destacan un buen número de actores jóvenes que ejercerán de presentadores, como Justin Timberlake y Jake Gyllenhall. «Los estudios están tratando de conquistar a la audiencia adolescente mediante actores con los que se identifican», nos explica un ejecutivo de Fox. Son dos las películas nominadas que demuestran precisamente el enfrentamiento en este cambio generacional, «La red social», la preferida del segmento que no llega a los 30, y «El discurso del rey», destinada un público adulto. La primera representa el futuro y la segunda el pasado. Curiosamente ambos directores, David Fincher y Tom Hooper, tienen 38 años.

Principales candidaturas
MEJOR PELICULA


MEJOR DIRECTOR-


MEJOR ACTOR-

MEJOR ACTRIZ-


42 millones de espectadores
En este sentido, los productores de la gala, Don Mischer y Bruce Cohen, aseguraron que precisamente para enganchar a ese segmento de audiencia nueva «hemos dado la oprtunidad a los presentadores para que incorporaran sus propias ideas y nos ayudaran a tejer los guiones.

Los chicos y chicas han de identificarse con ellos porque son el recambio de la generación que viene». La retransmisión, que es el segundo programa más visto en Estados Unidos, registró en 2010 una audiencia de 42 millones de espectadores, lo que achacan los responsables a la presencia de «Avatar», favorita entre el público adolescente.

Es demasiado pronto para aventurar si esta fuente de la juventud señala un cambio generacional, pero para Risa García es un síntoma de que algo se está moviendo: «No estoy segura de si el hecho de ver a tantos jóvenes que nunca han estado nominados antes nos está diciendo algo. Demos tiempo al tiempo», comenta.

Como reclamo para un público no adulto James Franco y Anne Hathaway (ambos trabajan hasta la extenuación en los ensayos; ella se cambia siete veces de vestido durante la gala) en uno de los spots aparecen vestidos con chándal y entrenando como si fueran boxeadores, nada que ver, por otra parte, con la estirada y seria promoción que hicieron Steve Martin y Alec Baldwin, en la que vestían smoking y pajarita.

El lema de la Academia es «Usted está invitado». Y para quitarse arrugas hasta se mostrarán escenas del «backstage» y se podrá seguir todo lo que ocurre a través de la web Oscar.go.com. Una nueva herramienta mostrará imágenes del baile del Gobernador, la fiesta oficial de la Academia. Además, los fans han podido enviar un aluvión de preguntas a los nominados a través de la página de la Academia, donde algunas de las madres de nominados (la de James Franco, Betsy, y la abuela de éste, Mitzi, figuran a la cabeza), «mominees» se las denomina, estarán «twitteando», con lo que la televisión, el ordenador y los móviles de última generación se convierten en claves en esta octogenaria edición de los Oscar.

 Mientras «El discurso del rey» aparece en lo más alto para conseguir hoy el Oscar , otros tres contendientes no parecen rendirse sin sudar la camiseta. Nos referimos a la película de los Coen, con un Jeff Bridges trasunto de John Wayne; al drama «The Fighter» con un Christian Bale que hasta la fecha es el Oscar más seguro. Y por supuesto «La red social». Estos cuatro títulos son favoritos a la hora de llevarse un buen puñado de estatuillas doradas. Tal vez lo más divertido para el público sea que no hay claros ganadores. Sin duda hay contendientes con muchas posibilidades, pero ninguno es apuesta ganadora.