Rajoy exhibe al PP como garantía contra «aventuras y referéndums»

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha ensalzado este sábado a su partido como la garantía contra "aventuras, referéndum y cosas que no son buenas para nadie"si es decisivo tras las elecciones catalanas del 28 de noviembre.

El dirigente popular ha augurado que tras los comicios se abrirá un nuevo escenario "porque el tripartito no se reeditará", por lo que ha reclamado que el PP sea decisivo en la formación del próximo gobierno y ejerza como garantía de estabilidad.

Según Rajoy, a los catalanes les toca decidir a qué quieren que destine sus esfuerzos el próximo gobierno de la Generalitat, y ha advertido de que ahora no es momento "ni de aventurismos, ni de cambios institucionales, ni de problemas identitarios, ni de hacer eje de la actividad política cosas que no tocan y ya están resueltas por la Constitución Española".

El jefe de la oposición ha insistido así en su mensaje de rebajar las pretensiones de CiU de negociar un nuevo fiscal para Cataluña, como ya había hecho este viernes por la noche en Lleida al acusar al líder de la federación, Artur Mas, de generar falsas expectativas "con promesas que sabe que no puede cumplir".

Rajoy ha participado este sábado junto a la candidata del PP a la Presidencia de la Generalitat, Alicia Sánchez Camacho, en un acto con unas 500 mujeres en L'Hospitalet de Llobregat, en el que también han estado presentes destacadas dirigentes del partido como la portavoz popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, las presidentas del Parlamento vasco y gallego, Arantza Quiroga y Pilar Rojo, y la vicesecretaria de organización y electoral del partido, Ana Mato.

Críticas a Montilla

El líder de los populares ha insistido en sus críticas al presidente de la Generalitat y candidato del PSC a la reelección, José Montilla, y ha reiterado su pronóstico de que los socialistas catalanes "van a sufrir un duro y merecido castigo en las elecciones"por haber engañado, a su juicio, a los votantes que confiaron en ellos en 2006.

Rajoy ha censurado que el PSC reniegue ahora del tripartito tras haber gobernado siete años con esa fórmula, y ha contrapuesto su actitud con la de ICV, "que por lo menos tiene la decencia de defender lo que hizo".

Mariano Rajoy ha cedido la última intervención a Alicia Sánchez Camacho por primera vez desde que empezó la campaña catalana. De ella ha ensalzado su tenacidad y su compromiso con el partido.

"Estamos contigo incondicionalmente, hasta el final y después del final", ha añadido el dirigente popular, que se ha mostrado convencido de que Camacho desempeñará bien su cargo "sea cual sea"el papel que le toque jugar tras las elecciones.