Residencias caninas

Con el fin de que las mascotas no terminen en la cuneta, existen difErentes opciones, desde llevárselas con uno mismo hasta dejarlas en una residencia especializada

Residencias caninas
Residencias caninas

Un 38 por ciento de los españoles convive con un animal de compañía, y con la llegada de la época estival son muchos los propietarios a quienes les gustaría pasar las vacaciones fuera de casa junto a su perro o gato. La «Guía para viajar con animales de compañía» de la Fundación Affinity en la edición de este año , propone 3.400 hoteles de España y Andorra, 3.000 casas rurales y 1.000 campings en los que se aceptan animales de compañía, además de 1.500 clínicas veterinarias y 240 residencias caninas y felinas.

Estas cifras muestran un incremento en el número de establecimientos que aceptan animales de más del 25 por ciento en el caso de las casas rurales y de un seis por ciento en el caso de los hoteles, categorías que han experimentado un mayor crecimiento respecto al 2009.

Por comunidades, en las que más hoteles aceptan animales son Cataluña (679) seguido de Andalucía (542) y Castilla y León (293). A la cola se sitúan Canarias, Baleares y Galicia. Cabe destacar que los hoteles de mayor categoría también son los que más permiten a sus clientes hospedarse con sus mascotas. Por otro lado, Castilla y León es la comunidad autónoma con mayor número de casas rurales que aceptan mascota con 590 establecimientos; Baleares con 9 establecimientos y Andorra con ninguno se sitúan en la cola del ranking.

El número de casas rurales que acepta animales de compañía ha crecido de forma espectacular en un año pasando de las 2.200 casas rurales a las 3.000 que hay en la actualidad. Y hasta ocho de cada diez campings en España aceptan animales de compañía siendo Cataluña la región que ofrece mayor oferta con 292, seguida de Castilla-La Mancha y la Región de Murcia.ResidenciasSi no se pudiese llevar consigo a la mascota, hay residencias especialidades en acogerla durante las épocas estivales. Los expertos aconsejan visitar la residencia con tiempo y hacer una prueba para que el animal no se sienta extraño y conozca el sitio .Si la estancia va a ser de una o dos semanas —un período de tiempo eterno para un perro o un gato— hay que dejarlo primero una o dos noches a la residencia elegida para que se vaya familiarizando con ella. Y cuando le deje de «vacaciones», lleve sus juguetes preferidos para que se sienta más cómodo. Anote los teléfonos de la residencia y deje el suyo y el de algún amigo para que puedan avisarles en caso de incidencias.

El precio medio de una residencia adecuada ronda los ocho euros al día (incluye comida), así que desconfíe de precios demasiado económicos. Cuando deje al animal indique el carácter y la alimentación de la mascota a los responsables de la residencia: su relación con las personas, con otros perros (con machos y con hembras), sus costumbres de juego, de actividad... Cuanto más completa sea tu descripción más fácil será para los cuidadores darle un trato adecuado durante su estancia. Al recoger la mascota fíjese en el estado de su boca y las uñas, eso probará si los cuidados han sido correctos. Para más información: www.guiaresidenciacanina.com y www.fundacion-affinity.org.