Las presiones del príncipe Carlos en evidencia

El príncipe de Gales, ayer
El príncipe de Gales, ayer

La figura del príncipe Carlos ha vuelto a quedar en entredicho por un asunto relacionado con la arquitectura. El Tribunal Superior de Londres dio ayer la razón al promotor inmobiliario Christian Candy al asegurar que un proyecto de viviendas diseñado para el lujoso barrio de Chelsea fue cancelado en el último momento de manera ilegal debido a la intervención del heredero. Según la corte, los socios del promotor Qatar Diar, el grupo inversor árabe, violaron el acuerdo al retirar la solicitud que habían presentado en el Ayuntamiento de Westminster. Los jueces admitieron que los socios se vieron en una «posición muy difícil» por la actuación del príncipe, que criticó el uso de cristal y acero y abogó por un diseño propio del siglo XVII. «Su intervención fue inesperada y no deseada», afirma el tribunal.