Madrid repite en septiembre

Como es preceptivo en la tradición teatral, llega septiembre y eso significa cambios: nuevas obras, nuevas caras, nuevas apuestas. El arranque se prolonga habitualmente hasta octubre, cuando se dejan caer algunos estrenos que se hacen esperar.

Amparo Larrañaga y José Luis Gil, en una escena de «Fuga»

Los habrá en las próximas semanas, en una temporada, la 2011/2012, que traerá grandes musicales («El rey León», «Más de 100 mentiras» y «Hair»), circo potente («Zarkana») y nombres populares, desde José María Pou (que hoy mismo estrena en Madrid «Llama un inspector») hasta Paco León («The Hole»), Arturo Fernández («Los hombres nunca mienten»), Lola Herrera («Querida Matilde») y Jorge Sanz («Crimen perfecto»).

Pero el arranque de temporada no se caracteriza este año tanto por las novedades sino por la solidez de algunas de las propuestas anteriores al verano que, lejos de caerse del cartel, repiten temporada. Quienes saben de lo complejo que resulta Madrid para las compañías –encontrar un teatro en buenas condiciones económicas ya es una odisea, y sólo unos pocos logran mantenerse– apreciarán el mérito de una decena de montajes que se han ganado al público y gozarán de unos meses más de vida capitalina.

Dos de ellos llevan la firma del dramaturgo Jordi Galcerán: «Fuga» y «Burundanga». El primero, una comedia de fondo político protagonizada por Kira Miró, Amparo Larrañaga y José Luis Gil entre otros conocidos rostros, se estrenó en enero en el Teatro Alcázar, y desde entonces ha funcionado a la perfección en taquilla, donde va ahora a por su segunda temporada. La otra propuesta llegó a finales de junio y ha seguido durante el verano. No le falta mérito a una comedia arriesgada sobre una droga que hace decir la verdad –al menos en la ficción; en la vida real se trata de un discutido fármaco– con el terrorismo de ETA como paisaje de fondo. También a alguna que otra cara conocida, desde Eloy Arenas hasta Antonio Hortelano, le debe parte de su éxito esta comedia que sigue este mes en el Teatro Maravillas.

El éxito de Del Arco
La Abadía programó en abril «Los veraneantes» y tuvo tal respuesta del público que prorrogó hasta el verano. Desde el día 21, repite por segunda temporada en el espacio que dirige José Luis Gómez. Como el anterior montaje de la compañía, Kamikaze Producciones, que también dirigió Miguel del Arco, la aplaudida «La función por hacer», estos «veraneantes» que son una versión libre de un texto de Gorki han llenado a diario antes del verano, con las mejores críticas, y merecían regresar. No es el único espacio público –La Abadía lo es a medias, en su financiación– que apuesta por mantener montajes privados: los Teatros Canal repusieron a comienzos de mes «El pisito», el guión de Azcona que llevan a escena Pep Viyuela, Teté Delgado y Asunción Balaguer: la obra puede verse hasta el día 25.

De forma sólida, y con discreción, el thriller policiaco de Agatha Christie «La ratonera» ya va por su tercer año instalado en el Teatro Muñoz Seca –antes estuvo en el Reina Victoria–, donde puede verse desde esta semana. Si antes del verano funcionaba, ¿por qué no seguir con la función? Otros montajes que «tripiten» son el monólogo de Nancho Novo «El cavernícola», en el Teatro Fígaro-Adolfo Marsillach, y la comedia de Esteve Ferrer «Toc Toc», un lío sobre personajes con trastornos obsesivo-compulsivos que vuelve después del verano al Teatro Príncipe-Gran Vía, tras ser vista por más de 275.000 espectadores.

Al Infanta Isabel regresa otra comedia a la que le va bien en cartel, «La cena de los idiotas», el divertido enredo del autor francés Francis Veber, protagonizado por Josema Yuste –los martes y miércoles estará Juan Solo en el papel– y Agustín Jiménez. Ésta será su segunda temporada. Y la cartelera «off» del Teatro Lara acoge, de nuevo, a Rubén Ochandiano, que ya se presentó en mayo como director con «La gaviota», obra que vuelve los domingos con un reparto encabezado por Toni Acosta.

Hay incluso teatros multi-sala que mantienen casi todas sus propuestas, como el Arenal, donde pueden volver a verse «Mi lucha», «Por los pelos» y «Camas y mesas». Por no hablar del terreno alternativo, donde es normal apostar por los montajes que dan buenos resultados: Cuarta Pared vuelve a estrenar «Transit», muestra del trabajo de la escuela de la sala, que se vio antes del parón veraniego; y Triángulo reestrena «Cómeme», de la compañía de Mey-Ling Bisogno, mientras que a la Espada de Madera regresa «A propósito de la nieve», con Vicente Díez en escena.


Los rostros mandan
Tener un reparto con caras conocidas sigue siendo un buen reclamo. Israel Elejalde y Bárbara Lennie (ambos bajo estas líneas) son dos de los rostros de «Veraneantes», que se ha ganado al público de La Abadía. Josema Yuste, Kira Miró, Amparo Larrañaga, Nancho Novo, Pepe Viyuela, Teté Delgado (estos dos en «El pisito», en la foto inferior), José Luis Gil, Eloy Arenas... Todos son nombres a los que rápidamente se les pone rostro, muchos gracias a la televisión. Sus montajes repiten esta temporada.