Las cuentas ocultas de Berzosa

La Comunidad pide explicaciones al rector por los gastos no autorizados

La Complutense ha perdido 17.000 estudiantes mientras ha aumentado el profesorado en un seis por ciento en los últimos cinco años
La Complutense ha perdido 17.000 estudiantes mientras ha aumentado el profesorado en un seis por ciento en los últimos cinco años

Madrid- Los graves problemas de endeudamiento que sufre la Universidad Complutense de Madrid (UCM), bajo el mandato de su rector, Carlos Berzosa, llegaron ayer hasta la Asamblea de Madrid. La consejera de Educación, Lucía Figar, acusó ayer a Berzosa, de «desviar» 192 millones de euros en gastos de personal «no autorizados» desde 2003 hasta 2008. «La situación de la UCM no es buena, y eso se debe a la deficiente gestión del rector, que ha perdido 17.000 estudiantes en esos cinco años, y sin embargo ha aumentado el profesorado en un seis por ciento y el personal en un nueve por ciento», afirmó la consejera ayer ante el pleno de la Asamblea.

Un cambio urgenteSegún Figar, estos datos han sido «sin duda» la causa de la «mala situación económica de la Universidad», si bien valoró de forma positiva el plan de reequilibrio presupuestario presentado por la UCM, porque es «urgente» y «necesario» y supone «un paso en la dirección correcta». Tras afirmar que la ley de presupuestos de la Comunidad fija cada año el «techo» del gasto de las universidades públicas madrileñas, la consejera desglosó la «desviación» en la que, dijo, ha incurrido Berzosa desde que asumió el cargo en 2003 hasta el 2008. Figar señaló que en ese primer año, la UCM sobrepasó en 18 millones los costes autorizados en materia de personal, en 13 millones en 2004, en 10 millones un año más tarde, en 34 en 2006, en 50 en el 2007, y en 66 un año más tarde. Para el diputado popular Juan Soler, la «desviación» en la que ha incurrido los órganos rectores de la Complutense es «más de la mitad de lo que cuesta un curso completo de todos los alumnos» de esa Universidad. «Cuando Berzosa vino aquí (a la Comisión de Educación de la Asamblea), se nos dijo que exagerábamos y que perseguíamos al rector, y lo único que dijimos era que teníamos la absoluta seguridad de que las cosas no se estaban haciendo bien», afirmó Soler. El popular añadió que desde la Complutense se ha estado desviando presupuesto, se ha gestionado mal, se han aumentado el personal de administración y servicios y no se han incrementado los alumnos «a pesar de que es una de las universidades más prestigiosa».Por su parte fuentes de la UCM replicaron ayer a Figar afirmando que las «dificultades económicas» llegaron a la institución a partir de 2008, cuando la Comunidad «dejó de pagar lo que debía» de los planes de inversiones y financiación, informaron a Ep.