Julián Lanzarote agradece el apoyo ciudadano y valora el cambio sufrido por Salamanca

El alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, convocó ayer una rueda de prensa paa hacer balance de sus dieciséis años de gestión al frente del Consistorio de la capital del Tormes, donde agradeció el apoyo y el cariño de los salmantinos, que le han dejado gobernar con tranquilidad, y destacó el espectacular cambio que ha experimentado la ciudad, sobre todo el casco antiguo, «donde el peatón ha ganado terreno al vehículo y donde el patrimonio histórico luce rehabilitado y reformado».

Lanzarote destacó que gracias a las obras de mejora y acondicionamiento llevadas a cabo en estos años, Salamanca se ha convertido en un foco turístico que ha dado riqueza al comercio y a la hostelería. El regidor municipal, que no ha cuantificado la inversión realizada a lo largo de los últimos dieciséis años, valoró positivamente la transformación que han experimentado la Plaza Mayor y el resto de plazas que la rodean, «ofreciendo una imagen acorde con una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad desde 1988».

Salamanca nocturna

También puso como ejemplos las actuaciones realizadas iglesias de San Marcos y de San Millán, a las Torres de la Catedral, al convento de Santo Domingo, hoy convertido en sala de exposiciones, o al Teatro Liceo. La peatonalización de numerosas calles y la puesta a disposición de cerca de 600 plazas de aparcamiento subterráneo, son otros de los aspectos que destacó el alcalde de Salamnca, al igual que el trabajo ejecutado en relación con la iluminación artística de los principales monumentos, «que ha descubierto una nueva Salamanca, la nocturna, que está logrando atraer también a numerosos turistas.