Santos: «Colombia ha cambiado gracias a Uribe»

LA RAZÓN pasa la jornada de reflexión con los favoritos de las elecciones presidenciales más reñidas de los últimos ocho años

El candidato del centroderecha, Juan Manuel Santos, saluda a los periodistas tras terminar el encuentro que mantuvo con ellos ayer en Bogotá
El candidato del centroderecha, Juan Manuel Santos, saluda a los periodistas tras terminar el encuentro que mantuvo con ellos ayer en Bogotá

BOGOTÁ– Nueve candidatos y dos favoritos: Juan Manuel Santos y Antanas Mockus. El primero promete «construir sobre lo avanzado»; el segundo, «otra forma de gobernar». Vienen de poner toda la carne en el asador. Pero hoy la palabra la tienen los 30 millones de colombianos aptos para votar aunque, según las encuestas, a ninguno le alcanza para ganar en primera ronda y se anticipa la segunda vuelta para el 20 de junio. Santos, un hombre madrugador, cita a la Prensa extranjera a las ocho de la mañana. Durante el desayuno, compuesto de arepas y chicharrones, recuerda a los medios por qué es el elegido de Álvaro Uribe. Considerado la bestia negra de la narcoguerrilla de las FARC, no piensa detenerse hasta que no acabe con la «culebra» como la denomina. Justamente mientras hablaba ante los corresponsales llegaba la noticia de que dos niños morían en el ataque de un grupo armado a una población del departamento del Cauca.«Hace ocho años, recibíamos titulares muy duros sobre la situación en Colombia, sobre si las FARC dominaban el país y cosas así. Era verdad. Pero la situación ha cambiado, gracias al mandato de Uribe», explica Santos. Ante la pregunta de LA RAZÓN sobre la debacle económica y política española, el candidato del partido de la U se mostró preocupado porque «una crisis como la que está azotando a España y Europa nos afecta a todos. Muchos países están mostrando la misma indisciplina que a los iberoamericanos nos endilgaron hace mucho tiempo, cuando el FMI nos metía en cintura», asevera.

Mockus, ¿un tipo duro?Un joven guardaespaldas limpia los vidrios de una camioneta blindada gris y a su alrededor al menos una veintena de otros agentes custodian dos entradas y el tránsito vial frente a la sede del comando de campaña del candidato presidencial Antanas Mockus, del Partido Verde. Ese despliegue de seguridad, que incluye perros rastreadores, no existía hace 30 días. Entonces Mockus apenas contaba con el 3% del apoyo. Ahora el aspirante verde, ex alcalde de Bogotá, matemático y filósofo de la Universidad francesa de Dijon, es el máximo rival de Santos. En el piso tercero de su sede Mockus atendió a LA RAZÓN, desde donde mandó algunos consejos al presidente José Luis Rodríguez Zapatero: «En las crisis no todo es lo económico, también hay que fijarse en lo emotivo, en las emociones de las personas. Yo siempre digo que cuando hay vacas gordas hay que ahorrar para cuando vengan las vacas flacas».Mientras, en la plaza Bolívar de Bogotá, el candidato presidencial Robinson Devia hace campaña a su manera. Desde hace veinte días se encuentra encadenado a la estatua de Bolívar en huelga de hambre. Sentado en una silla, rodeado de decenas de seguidores que le escuchan con devoción, carga contra la maquinaria oficialista. «Pese a que soy uno de los nueve candidatos y reuní un millón de firmas, el Estado no me ha facilitado los medios para postularme», comenta. A su lado una señora pasa y comenta risueña, «así son los candidatos, como los colombianos, para todos los gustos y colores».