Eurofinal

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Que sí, que sí, que tiene razón Felipe González. Los reyes del mundo han sido sucesivamente Grecia, Roma, Carlomagno, España, Gran Bretaña y, finalmente, Estados Unidos. Siempre la raíz europea. Y se acabó. Es el turno de India y China. Se han cansado de miseria y anonimato y se comen el mundo a dentelladas. Han decidido reclamar su puesto en la clase media, aunque tengan que trabajar veinte horas diarias. No hay quien luche contra eso. Nosotros nos ponemos en huelga por dos horas semanales más. Nuestros hijos escupen cuando les pagan 600 euros por unas prácticas, y se enrolan en el 15-M para protestar. Los europeos ya no están orgullosos de ser europeos. Aprenden mandarín, leen autores asiáticos y se convierten al budismo. Le hacen un corte de mangas a una monja y ven extraordinario que un señor de naranja vaya con un tambor por la calle. Se ríen de la medicina y te cuentan, muy serios, que tenemos seis chacras. O cinco, yo qué sé. Llevamos ropa, cuadernos, joyas importadas y, lo peor, hay quien pone perros con forma de dragón en la puerta, para garantizarse buena suerte. Ay, las herraduras. Mientras nuestros cachorros dormitan en sus nidos calientes, quejándose de las pocas oportunidades, una miríada juvenil y fuerte cruza el Danubio y nos sustituye en la vanguardia. Es así, siempre ha sido así. Imperios viejos, incapaces de reproducirse, hastiados de sí mismos, impedidos para sacar de sus raíces fuerzas para el futuro, han sido siempre sustituidos por la savia nueva.