«Los islamistas no están detrás de nosotros»

«Hablan de que Marruecos es la excepción a todo lo que está pasando en el mundo árabe, pero no es la excepción, tenemos los mismos problemas que tienen en los demás países, y también aquí queremos cambios».

Miembros de Democracia y Libertad participan en una sentada en Rabat
Miembros de Democracia y Libertad participan en una sentada en Rabat

RABAT- Kamilia Raouyane, una de las jóvenes del Movimiento 20 de Febrero, no se conforma, como sus otros compañeros, con el éxito de su primer desafío al régimen de Mohamed VI. Insisten en que su objetivo no es derrocar al rey, pero sí desean que cambie el sistema, que sea una «verdadera monarquía parlamentaria», como la española encabezada por Don Juan Carlos. «No podemos confiar en los políticos actuales», añade Salma Maarouf, porque «todos los partidos fueron escépticos cuando comenzamos a difundir la convocatoria. Nos hacían de menos y decían que no éramos importantes». Por eso, explican, los partidos «tradicionales» no participaron en las manifestaciones. Pero después de lo del domingo, sospechan que pueden comenzar a subirse al carro. Les han acusado de tener detrás a la izquierda y a los islamistas. «Eso no es verdad», subraya otro de los jóvenes, Abdallah Aballazegh, «detrás de nosotros no hay nadie, ni la izquierda ni los islamistas. Sólo estamos nosotros y nuestro deseo de cambio para lograr una verdadera democracia».