Hacienda aflora 7544 millones en la lucha contra el fraude

La recaudación alcanzada hasta agosto es un 16% superior a la del pasado añoConsulte el gráfico adjunto sobre la lucha contra el fraude fiscal

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda

MADRID- La Agencia Tributaria recaudó en los ocho primeros meses del año un total de 7.544 millones de euros en actuaciones de lucha contra el fraude y la economía sumergida, según adelantó ayer su directora general, Beatriz Gloria Viana, en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados. Esta cifra es un 15,9% superior a la lograda en el mismo periodo del año anterior y un 28% más que la prevista en los Presupuestos Generales del Estado.

Beatriz Gloria aseguró que aunque los datos del mes de septiembre no están cerrados todavía, todo apunta a que la actividad recaudatoria va a seguir la misma tendencia de los últimos meses, por lo que, «sin ningún riesgo de equivocarnos, los resultados de la lucha contra el fraude en el conjunto del año superarán los obtenidos en 2011». La evolución de los ingresos por actuaciones de control han aumentado un 33%, lo que ha compensado la ligera caída de los ingresos por liquidaciones extraordinarias y delitos contra la hacienda pública.
Por encima de las previsiones

En los últimos siete años, Hacienda ha recaudado un total de 55.983 millones de euros, cifra a la que habría que sumar, al menos, la previsión de recaudación para este año, cifrada en 8.171 millones de euros, lo que elevaría el dato hasta los 64.164 millones de euros, por encima del 6% del Producto Interior Bruto (PIB).

Los mayores logros se han obtenido curiosamente a partir del inicio de la crisis. En concreto, tanto en el año 2010 como en 2011 se superaron los 10.000 millones de euros de recaudación. Si se mantiene el crecimiento en los meses que restan del año, la Agencia Tributaria ingresaría una cifra cercana a los 9.500 millones de euros, 1.300 millones por encima de lo presupuestado.

La agencia continuará sus acciones de lucha contra el fraude, «reforzada con las nuevas medidas» en este sentido que ha puesto en marcha el Gobierno. En concreto, el Plan Anual de Control centrará las prioridades de inspección en los «sectores de fraude que mayor preocupación causan», como la economía sumergida, el fraude fiscal internacional o la garantía de cobro de las deudas liquidadas.

«El objetivo de la AEAT para el próximo ejercicio, a pesar del contexto de austeridad y de reducción del presupuesto, es exigente: 9.130 millones de euros, un 11,7% más que 2012. El número de actuaciones objetivo se incrementará entre un 4 y un 10%, destacando las actuaciones homogéneas de control selectivo e investigación, que aumentarán un 5,6%», ha precisado Viana.

Amnistía fiscal
La directora de la Agencia Tributaria no quiso adelantar los resultados de la amnistía fiscal ofrecida por el Gobierno con el fin de regularizar la situación de rentas ocultas. Beatriz Viana recordó que el plazo de presentación de las posibles declaraciones finaliza el 30 de noviembre próximo, fecha en la que se podrán ofrecer datos acerca de la recaudación obtenida. El Gobierno la estimó en 2.500 millones de euros como consecuencia de la afloración de 25.000 millones de euros de la economía oculta. El Gobierno ofrece una tributación del 10% para legalizar la situación.

Hace justamente una semana, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, señaló en la presentación en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, el Gobierno seguía manteniendo los objetivos previstos en la confianza de que, «acabado el plazo, España tendrá una ley antifraude mucho más severa». En su opinión, este tipo de rentas no aparecen hasta los días finales del plazo concedido. «Alcanzaremos los 2.500 millones de euros de recaudación», concluyó el ministro.

La agencia Tributaria contará para el próximo año con un presupuesto más austero –948 millones de euros, un 7,7% inferior al de este ejercicio–, pero «suficiente para cumplir con nuestras funciones». A finales de 2013, la agencia contará con una plantilla de 26.361 personas (24.741 funcionarios), 307 menos que en el ejercicio actual.

El Gobierno mantiene la previsión del PIB
El Gobierno no tiene intención de revisar la previsión de PIB para el próximo año, que cifra la caída de la riqueza nacional en un 0,5%, al considerar que «el objetivo sigue siendo alcanzable». El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, aseguró ayer que aunque el PIB se contrajera en línea con la mayoría de los organismos internacionales (en torno al -1,5%) el objetivo de déficit para el próximo ejercicio, un 4,5%, se cumpliría. Algo parecido sucede con las previsiones de cierre de las cuentas públicas para el presente año, que tampoco están cuestionadas.

Su cumplimiento «está dentro de lo previsible. Nada hace pensar que no se vayan a cumplir», dijo.Las manifestaciones del número dos de Economía se producen 24 horas después de que el gobernador del Banco de España, Luis Linde, pusiera en duda el objetivo del 6,3% y asegurara que «existen riesgos de desviación» y que la previsión de caída del PIB para 2013 era optimista.