Hallan en Álava la prueba más antigua de una polinización

Un equipo de investigadores españoles ha descubierto en Álava la evidencia de la polinización más antigua conocida hasta la fecha. Hace 110 millones de años, en plena época de los dinosaurios, un grupo de insectos que transportaban polen quedó atrapado en gotas de resina. Eran cuatro hembras de insectos tisanópteros, con el cuerpo recubierto de granos de polen, que se han conservado hasta nuestros días en una pieza de ámbar de Álava, según informa la Universidad de Barcelona. Se trata de la evidencia directa de polinización más antigua conocida hasta la fecha y la única del Mesozoico. La investigación ha sido publicada esta semana en «Proceedings of the National Academy of Sciences».