Sol repite como escenario de la marcha de los indignados

Es el fin de semana de las romerías. Mientras miles de peregrinos recorren estos días tierras gallegas para llegar a la plaza del Obradoiro el día del Apóstol Santiago (pasado mañana), otros –bastantes menos– han atravesado a pie una buena pila de kilómetros para llegar a otra plaza, la de la Puerta del Sol, también cargada de simbolismo.

Sol repite como escenario de la marcha de los indignados
Sol repite como escenario de la marcha de los indignados

El kilómetro cero de Madrid es santo y seña del movimiento 15-M y hasta aquí se han desplazado más de 500 «peregrinos indignados» desde varios rincones de España. Aunque, según fuentes policiales, se prevé que hoy lleguen en autobuses (de línea y fletados) el grueso de los «indignados» para participar, a las nueve de esta noche, en una asamblea en Sol y, mañana, en la manifestación autorizada por Delegación de Gobierno desde Atocha hasta Sol. La Policía vigilará desde hoy el Congreso de los Diputados y la Puerta del Sol. De hecho, puede que muchos «indignados» desempolven las tiendas de campaña y pasen la noche, de nuevo, en Sol. Las asambleas de pueblos y barrios han estado recibiendo desde anteayer a las siete marchas indignadas de Galicia, Bilbao, Barcelona, Valencia, Murcia, Málaga y Extremadura. Muchos llevaban caminando más de un mes y ayer participaron en la paralización de un desahucio en Carabanchel. Sin embargo, la «Marcha Popular Indignada» no ha tenido el éxito previsto y eso se nota en la presencia policial, mucho menor que en la manifestación del 19-J. Serán unos 300 policías nacionales.

Ha sido escenario de millones de protestas a lo largo de su historia porque la mayoría de las manifestaciones concluyen ahí. La Puerta del Sol está «acostumbrada» a ver de todo, pero a buen seguro que a quienes ha visto con mayor frecuencia es a los «indignados». Allí se plantaron el pasado 15 de mayo y no se fueron hasta casi un mes más tarde –en realidad, nunca han abandonado la plaza porque permanece un puesto de información– y hoy volverá a celebrarse en la misma una asamblea. Será cuando se unan los «indignados» de toda España procedentes de las siete rutas de peregrinación.
Según www.madrid.tomalaplaza.net. la ruta noroeste, que partió de Galicia el pasado 24 de junio y a la que más tarde se unieron los «indignados» asturianos, se reunió ayer en Majadahonda; la ruta norte, iniciada en Bilbao el 23 de julio y en la que también participan navarros y castellanoleoneses, hizo noche en el Parque Norte (detrás del Hospital de La Paz), y la noreste, procedente de Barcelona, en Alcalá de Henares. Por su parte, los «indignados» integrantes de la ruta este, iniciada en Valencia el 19 de junio, fue recibida en Getafe pero pasaron la noche en Vallecas, junto con sus compañeros procedentes de Murcia (ruta sureste). Por último, los «indignados» andaluces que conforman la ruta sur y que partieron de Málaga el pasado 25 de junio, durmieron en San Martín de la Vega, y la de Extremadura, en Móstoles. La «Marcha Indignada» realizará hoy su última etapa hasta la Puerta del Sol, donde también se reunirán los «indignados» que lleguen hoy en autobuses. Como ya ocurrió en la manifestación del pasado 19 de junio, las marchas estarán vigiladas por Guardia Civil, Policía Nacional y Municipal. A su paso por los distintos distritos de la capital hasta llegar al centro estarán vigilados por los municipales ya que puede que corten el tráfico en algunas calles. Las Unidades de Intervención Policial (UIP), por su parte, se encargarán de proteger las Cortes y Sol, donde se concentrarán los «indignados» aunque no han recibido ninguna directriz desde la Delegación del Gobierno de impedir ninguna acampada, según fuentes policiales. Dos de las UIP han llegado desde Barcelona y Valencia y colaborarán en el dispositivo que durará hasta el lunes, cuando tras fijar «las líneas de actuación a seguir», los «indignados» regresarán a sus respectivos puntos de partida.