Generalitat y Gobierno escenifican su sintonía con el traspaso de Regionales

El ministro de Fomento, José Blanco, desembarcó ayer en Barcelona para mostrar su compromiso con las infraestructuras catalanas, pese a los recortes anunciados durante los últimos meses

Imagen del túnel del AVE a su paso por la Sagrada Familia
Imagen del túnel del AVE a su paso por la Sagrada Familia

El ministro aprovechó su encuentro con el presidente de la Generalitat, José Montilla, para anunciar el traspaso de los trenes regionales que circulan por territorio catalán, que se hará efectivo en enero de 2011. Eso sí, quedan por delante varios meses de negociación en el marco de la comisión mixta Estado-Generalitat para fijar los detalles del traspaso.

Dijo que «la Generalitat pasará a ser el principal gestor de los servicios ferroviarios convencionales en Cataluña», y con ello, el Gobierno estará «cumpliendo el texto del Estatut».

Con el traspaso de Regionales anunciado, el ministro puso rumbo hacia las obras del AVE y visitó la tuneladora Barcino, que acaba de terminar la perforación de los bajos del templo de la Sagrada Familia. Blanco no dudó en felicitarse por el trabajo realizado y criticó aquellos que dudaron de la fiabilidad de perforar el subsuelo del templo de Gaudí. «La Sagrada Familia se encuentra en perfecto estado de revista para la visita del Papa», aseguró el ministro