El PSOE propone como cabeza de cartel de Benidorm al alcalde tránsfuga

La Ejecutiva local del PSOE de Benidorm decidió ayer por unanimidad proponer como cabeza de cartel para las próximas elecciones municipales, en calidad de independiente, al actual alcalde, Agustín Navarro, que fue declarado tránsfuga el pasado mes de julio.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Así lo confirmó el secretario general local, Rubén Martínez, al término de la reunión extraordinaria celebrada ayer para proponer al candidato a la Alcaldía y que en las ciudades de más de 50.000 habitantes debía designarse antes de hoy, martes.

Navarro, al igual que el resto de concejales que obtuvieron su acta bajo las siglas del PSOE –incluida la madre de la secretaria federal de Organización, Leire Pajín– se dieron de baja del partido tras firmar una moción de censura con el tránsfuga del PP, José Bañuls, en septiembre de 2009 con la que desbancaron de la Alcaldía al popular, Manuel Pérez Fenoll.

El pasado 22 de julio la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo, presidida por el ministro Manuel Chaves, declaraba tránsfugas a los once ex concejales del PSOE y a Bañuls.

La propuesta de designar como candidato a Navarro ha sido trasladada ya a la comisión ejecutiva de Alicante y Valencia y deberá ser ratificada por el Comité de Garantías Electorales del PSOE el sábado. Según detalló el secretario general del PSOE de Benidorm, esta propuesta es «la mejor para la agrupación local y para Benidorm» y añadió que en su momento «dijimos que íbamos a ser valientes al proponer a un candidato».

Preguntado por los periodistas, Martínez confirmó que la decisión de la ejecutiva se le ha comunicado por teléfono a Navarro y que éste «ha aceptado la propuesta».

El secretario general del PSOE de Benidorm subrayó que «no ha habido ninguna voz discordante» dentro de la ejecutiva a la hora de designar el candidato.

Martínez resaltó también el hecho de que «no ha habido ninguna propuesta de candidato» alternativo a Navarro «por parte de la agrupación local».

Al ser preguntado por la posibilidad de que el Comité de Garantías Electorales rechace la propuesta del PSOE de Benidorm, Martínez señaló que podría interpretarse como «desautorizar a la ejecutiva» local.