En paños menores para trabajar fresquitos

En paños menores para trabajar fresquitos
En paños menores para trabajar fresquitos

El «despelote» protagonizado ayer por un grupo de policías locales ante la Jefatura de la Cartuja tuvo un final feliz. Los agentes se quedaron en paños menores para reivindicar el arreglo del aire acondicionado, que lleva dos meses estropeado, lo que les obliga a trabajar pasando calor en «un lugar cerrado, sin ventilación y con el techo de chapa» y el Ayuntamiento ya ha iniciado los trámites para su reparación. Como es habitual en este Gobierno local, Joaquín Díaz, concejal de Conservación de Edificios Municipales, señaló que los policías ya sabían que el problema estaba en vías de solución cuando llevaron a cabo la curiosa protesta. Una de dos: o en el Ayuntamiento no dicen toda la verdad o entre la Policía Local hay mucho exhibicionista suelto...