El cambio de fechas de la F-1 abarrota el circuito y los hoteles de lujo

Después de que las dos primeras ediciones se celebraran en agosto, Valencia evidencia el éxito de la modificación.

Barberá charla con el presidente del Banco Santander
Barberá charla con el presidente del Banco Santander

Valencia- La celebración este fin de semana en Valencia del Gran Premio de Europa de Fórmula Uno ha permitido a los hoteles de cinco estrellas de la ciudad alcanzar la plena ocupación y a los de cuatro y tres, llegar hasta el 87 por ciento. Según la consellera de Turisme, Belén Juste, el adelanto de fechas respecto a las dos ediciones anteriores, que se celebraron en agosto, ha sido «un acierto», tanto para el sector, como para los propios visitantes y aficionados.El presidente de la Federación Hotelera de la Comunitat Valenciana, Carlos Escorihuela, confirmó los efectos positivos del Gran Premio en el turismo valenciano y señaló que los acontecimientos de este tipo atraen «un turismo de calidad y mejoran la imagen de la Comunitat en el exterior».Por su parte, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, aseguró que este evento está «al servicio de la riqueza y la economía de la Comunitat y de toda España». Según el jefe del Gobierno valenciano, el hecho de que se esté celebrando este gran acontecimiento en Valencia se debe «a un gran esfuerzo conjunto que vale la pena, ya que coloca a la Comunitat Valenciana donde queríamos, en la vanguardia de España».

Encuentros inesperadosCamps y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, visitaron ayer el circuito, y a su llegada se encontraron a las puertas del «motorhome» de Ferrari con el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y con el presidente de la Federación Española de Automovilismo, Carlos Gracia, con los que conversaron durante unos minutos. Poco después, Bernie Ecclestone, patrón de la Fórmula Uno, salió a recibir a los dirigentes valencianos y tras saludarse, accedieron a las oficinas que tiene instaladas en el puerto la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) con motivo de la carrera. Según Camps, Ecclestone «cada vez habla mejor del circuito valenciano».No obstante, la jornada estuvo ensombrecida por la huelga del transporte público, tanto de metro como autobús. En este sentido, la dirección de la EMT cifró el seguimiento en un 65 por ciento frente al cien por ciento del Comité de Empresa. Los trabajadores de la EMT tienen prevista para hoy una nueva jornada de paros entre las nueve y las once de la mañana y desde las tres a las cinco de la tarde, en protesta «por la falta de contratación personal».Por su parte, Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) calificó el seguimiento del paro de Metrovalencia en un 8,15 por ciento, mientras que los sindicatos elevaron este porcentaje hasta el 85 por ciento.

Más de 500 millones de espectadoresSegún datos de la Generalitat, los grandes eventos como la Copa América de vela, la Volvo Ocean Race, la Fórmula Uno o los Grandes Premios de Motociclismo, entre otros, han contribuido a atraer a más de 64 millones de visitantes a la Comunitat y han generado más de 270.000 empleos, con un impacto económico de 9.100 millones de euros. En concreto, las dos ediciones anteriores del Gran Premio de Fórmula Uno generaron un volumen económico de 100 millones de euros, que permitieron aumentar la renta en 42,1 millones. Esta cita del Mundial de Fórmula Uno tiene un impacto mediático «espectacular», con audiencias de 520 millones de espectadores.