Europa

Montoro «venderá» la pujanza del sector agroalimentario

El cabeza de lista del PP al Congreso por Sevilla, Cristóbal Montoro, visitó ayer la fábrica de Heineken junto a varios dirigentes populares
El cabeza de lista del PP al Congreso por Sevilla, Cristóbal Montoro, visitó ayer la fábrica de Heineken junto a varios dirigentes populares

SEVILLA- La provincia de Sevilla adolece de una industria potente, aunque hay sectores que despuntan a pesar del actual contexto de crisis. Uno de ellos es el agroalimentario, del que depende gran parte de la economía local. Por ello, el cabeza de lista del PP al Congreso por Sevilla, Cristóbal Montoro, se comprometió ayer a «vender» las excelencias de las empresas agroalimentarias sevillanas y andaluzas en Europa si el PP llega al Gobierno, puesto que «suponen un motor de crecimiento y de creación de riqueza».

Montoro hizo esta declaración de intenciones durante su visita a la factoría de Heineken, acompañado por el alcalde, Juan Ignacio Zoido, y el presidente del PP de Sevilla, José Luis Sanz. Una fábrica que es uno de los referentes del sector en la provincia, dado el número de empleados que mantiene: un total de 260 vinculados directamente a la factoría, 423 empleos directos y 140 indirectos.

El dirigente popular destacó que la planta de Heineken «es un exponente de que se puede competir con la más alta tecnología y desde el sur». «Eso es lo que queremos hacer con las políticas económicas de este país: ser más competitivos gracias a multinacionales de este tipo y dar apoyo a su productividad porque crean riqueza», apuntó.

Igualmente, destacó que la factoría «utiliza productos nacionales para la fabricación de la cerveza», lo que dinamiza la economía del país. «He tenido la oportunidad de ver en otros puntos de la provincia la pujanza del sector», insistió Montoro, quien recordó que muchas empresas «están exportando a muchos países». De ahí su compromiso de «convertir la provincia en una zona atractiva para la inversión internacional». La industria aeronáutica y la naval, que pasa por sus horas más bajas, también serán una prioridad.