El Gobierno salvado por la falta de votos en contra

La reforma arranca su trámite exprés con el PSOE en minoría / CiU descarta apoyar la convalidación 

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

No se espera una votación de infarto. Todo indica que habrá más abstenciones que votos en contra y que el Gobierno no tendrá dificultad para convalidar esta tarde el decreto-ley que modifica el marco laboral. Sólo necesita un voto de diferencia y, de momento, sólo la izquierda parlamentaria –y no toda– ha desvelado su posición en contra. El PP juega al despiste, como CiU, CC y ERC..Ninguno quiere desvelar sus cartas hata el último minuto. Sólo el PNV decidió ayer declarar públicamente la «abstención» de sus seis diputados. CiU descartó el voto a favor, quizá, para evitar las críticas que recibió por el «sí» al plan de ajuste. El caso es que la decisión de Zapatero de tramitar el texto como proyecto de ley le ha dado un respiro y, aunque previsiblemente sólo el PSOE votará a favor, el texto quedará listo para un procedimiento exprés que permita tener la aprobación definitiva antes de las vacaciones de verano, tal y como pretende el Ejecutivo para que ésta no coincida en septiembre con la huelga general, la negociación de los presupuestos y la precampaña de las elecciones catalanas. La convalidación, pues, está asegurada, si bien el PSOE no ha logrado aún el apoyo explícito de ningún grupo de la oposición. Se conforma con la «abstención crítica» de PP, CiU, PNV, CC y UPN, frente al voto en contra de las minorías de la izquierda (BNG y NaBai) y de UPyD. ERC ha descartado ya decantarse por un voto favorable. Y se debaten entre votar en contra como sus compañeros de grupo de IU-ICV o abstenerse como el resto de nacionalistas.

 

Mayoría suficiente- El PSOE cuenta sólo con 169 de los 350 diputados de la Cámara, pero en la votación de esta tarde le basta con que al menos siete parlamentarios se abstengan para que prospere el decreto ley, incluso aunque los demás votaran en contra, puesto que sólo requiere mayoría suficiente y no absoluta.- La anunciada abstención del PNV (6 diputados) garantiza prácticamente la convalidación, pues nadie cuenta con el voto en contra de UPN, ni tampoco el de los diputados de CC.- Corbacho llamó ayer ayer a los partidos a facilitar el procedimiento de urgencia.