La «tribu del PP» llama a la esperanza

Carol y Mike Brady forman una familia muy especial. Él era viudo y con tres hijos varones de corta edad, mientras que ella aportó al matrimonio tres hijas. La convivencia no es fácil, pero los Brady constituyen una sólida familia donde cada problema y cada obstáculo se vencen con cariño y buen humor.

Una imagen del vídeo de la felicitación navideña del Partido Popular
Una imagen del vídeo de la felicitación navideña del Partido Popular

Ésta es la sipnosis de «La tribu de los Brady», exitosa serie norteamericana de los 70, ahora convertida en espejo en el que se ha mirado el PP en su original felicitación navideña de este año. Los Brady destilaban corrección, como era lo habitual en aquella época en todas las series de humor con niños, y también ternura, afecto, solidaridad y mucho diálogo, ya que la casa no ardía... ¡pese a que seis chiquillos compartían el mismo cuarto de baño!Sin duda, a los estrategas del marketing del PP no se les ha pasado por alto que el vídeo difundido ayer iba a despertar en el imaginario popular todos estos mensajes subliminares. Pero, por si acaso, Mariano Rajoy les pone voz: «En estos tiempos difíciles es cuando cobran valor las cosas importantes. El cariño, la solidaridad, el afecto, la unión y la esperanza». Detrás del juego de guiños cómplices que Rajoy, padre de la «prole», y Cospedal, en su papel de Carol Brady, intercambian con sus «hijos», hay mucha carga política: seguir buscando votos fuera de su granero tradicional. El mensaje de fondo es que el PP es una gran familia abierta a todos los ciudadanos, los de derechas, los del centro, y los de izquierdas, enfadados con la gestión socialista. Y para muestra un botón: entre los personajes secundarios destaca, por ejemplo, la secuencia en la que Rajoy aparece con el presidente de la Academia de Cine, Alex de la Iglesia, un dardo dirigido directamente a José Luis Rodríguez Zapatero, el ídolo caído para los artistas «de la ceja». El líder del PP ofreció ayer otra imagen navideña singular. Por tercer año visitó un comedor social en el populoso barrio madrileño de Batán. El objetivo, «hacer público su compromiso con los más desfavorecidos en estas fechas tan señaladas». Las anteriores veces ya le llovieron críticas de la izquierda por una foto que calificaron de «demagógica». Y que, cierto es, también da al PSOE en donde más le duele, en el discurso social, algo que a Rajoy no se le pasa por alto. Ayer saludó a los trabajadores del centro, con los que se fotografió; participó en la preparación de un cocido gallego; y conoció de primera mano la experiencia de los voluntarios, quienes le explicaron que la crisis ha disparado el número de personas que acuden a pedir comida. Hechos los deberes, Rajoy está ya hoy en Galicia para pasar la Nochebuena en familia, como ayer confirmó en Cuatro. En la maleta se lleva un asunto pendiente: la crisis en el PP asturiano por la candidatura de Cascos. Sus partidarios han vuelto a remitir a Génova otra carta de presión, pero, o mucho cambian las cosas, o están condenados a la frustración. Revilla se echa al cante por Navidad- El presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, vuelve a sorprender por Navidad. Este año ha decidido felicitar las fiestas a través de su videoblog personal cantando un villancico tradicional en compañía de Benito Díaz, uno de los intérpretes mas reconocidos de la canción popular montañesa. En el vídeo, que está colgado en la página web del Partido Regionalista de Cantabria (www.prc.es), Revilla y Benito Díaz cantan el villancico en la localidad de Carmona al modo tradicional, apoyados ambos en una vara de avellano. Tras ellos se puede ver un portal de Belén, adornado con unas albarcas (zuecos de madera) y unas calabazas. Su mensaje institucional lo da a conocer este viernes.