El Gobierno niega que la CE y el BCE viajen a España a supervisar las reformas económicas

El Gobierno español aseguró hoy que no está previsto que técnicos de la Comisión Europea (CE) y del Banco Central Europeo (BCE) viajen a Madrid en las próximas semanas para supervisar el cumplimiento del plan de ajuste fiscal y la agenda de reformas económicas.

Fuentes del Ejecutivo español negaron "rotunda y tajantemente"que se esté planteando esa misión para las próximas fechas, tal y como dijeron hoy a Efe fuentes comunitarias en Bruselas. En la cumbre de líderes europeos del pasado 4 de febrero se acordó un incremento de la vigilancia sobre los países sometidos a presiones del mercado -aunque sin citar expresamente a ninguno- por parte de la CE y el BCE.

Añadieron que ese acuerdo para incrementar la vigilancia no significa que la CE y el BCE vaya a enviar una misión de ese tipo a España en las próximas fechas. En Bruselas, la Comisión Europea dijo hoy que no ha tomado una decisión para enviar a España una misión técnica junto al Banco Central Europeo para supervisar el cumplimiento del plan de ajuste fiscal español, similar a la enviada esta semana a Portugal.

"En estos momentos, la Comisión Europea no tiene prevista ninguna misión técnica en España para evaluar su situación presupuestaria y económica", afirmó el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios en la CE, Amadeu Altafaj.

Anteriormente, fuentes comunitarias dijeron a Efe que un equipo de expertos comunitarios irían a España antes del 24 de marzo, fecha en que se se celebra en Bruselas la cumbre de líderes de la UE. El envío desde Bruselas de una misión esta semana a Portugal está relacionado con el acuerdo alcanzado durante la última cumbre de líderes europeos, el 4 de febrero pasado, para incrementar la vigilancia sobre los países sometidos a presiones del mercado, aunque el documento de conclusiones no citaba países.

"La declaración de los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro del 4 de febrero, que es la base para la misión que acaba de visitar Portugal, no especifica país alguno en su segundo punto", precisó Altafaj.

Esos equipos están compuestos normalmente por funcionarios del Ejecutivo comunitario y del Banco Central Europeo, y suelen permanecer "dos o tres días"trabajando con los responsables de economía, como ha ocurrido con el grupo enviado a Portugal esta semana, según dijeron a Efe las fuentes comunitarias.

Las fuentes restaron importancia al envío de grupos de expertos a países de la UE y recordaron que la Comisión Europea encarga de manera habitual estudios sobre el terreno en los estados inmersos en procedimientos por déficit excesivo.

Desde el surgimiento de la crisis de la deuda soberana en la Eurozona, Portugal y España han estado en el punto de mira de los inversores. En mayo pasado, los estados miembros de la zona euro pidieron a España y Portugal que fueran más allá en sus programas nacionales de consolidación y reformas económicas para evitar un contagio de la crisis de la deuda, que ya había motivado por entonces el rescate de Grecia y que después provocaría el de Irlanda.
A raíz de esta petición, tanto Portugal como España adoptaron sendos programas de ajuste fiscal y reformas económicas, que supervisa Bruselas.