Pujalte apuesta por una política económica más liberal para que Murcia progrese con más rapidez

El diputado del PP destaca el compromiso del Gobierno regional

Visitación Martínez y Vicente Martínez Pujalte, durante el acto que desarrolló ayer en San Pedro del Pinatar el Partido Popular de la Región de Murcia
Visitación Martínez y Vicente Martínez Pujalte, durante el acto que desarrolló ayer en San Pedro del Pinatar el Partido Popular de la Región de Murcia

SAN PEDRO DEL PINATAR- El diputado nacional y portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso, y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Vicente Martínez Pujalte, aseguró ayer que el Gobierno central «está comprometido» con la Región de Murcia y «lo demostrará con infraestructuras como la autovía A-33 que hoy (por ayer) se inaugura en Blanca».

Pujalte realizó estas declaraciones en una rueda de prensa en la que hizo un balance de los siete primeros meses del Gobierno, señalando que hay que partir de una herencia desastrosa que dejó la ineficacia y la irresponsabilidad del Gobierno Zapatero. «Los españoles han dado un mandato a Mariano Rajoy para cuatro años y dentro de un tiempo veremos si hay frustración o no», señaló.

El diputado, que estuvo acompañado por la alcaldesa y presidenta del PP de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, dijo que cuando llegó Rajoy al Gobierno se encontró que «el déficit era superior al previsto, las entidades financieras estaban en una situación muy compleja, estábamos perdiendo competitividad y el paro estaba en un continuo avance». En opinión de Pujalte, «podría ser que tras los malos gobiernos de Zapatero se generó la expectativa de que el PP lo iba arreglar todo; hay quienes habían pensado que esto iba a resultar más fácil, y no lo es», subrayó. «España ha sido un barco a la deriva en los últimos años, como nunca». En relación a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, el diputado Pujalte afirmó que «el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero la dejó sin agua, sin AVE, sin un sistema de financiación adecuado y con autopistas que acababan en bancales».

En este sentido, consideró que «el Gobierno de España ha comenzado a hacer su tarea con reformas, impulso a la competitividad y senda de equilibrio presupuestario. Reforma laboral, reforma del sistema financiero, primera reforma energética, ley de estabilidad presupuestaria, reforma comercial». Todo ello, para garantizar el progreso futuro.