Óscar López denuncia que Herrera no da la talla en la aplicación del Estatuto

El secretario regional del PSOE lamenta que desde la llegada del presidente Castilla y León «sea menos Comunidad». 

Óscar López participa una jornada sobre el Estatuto en la Universidad de Valladolid, junto a Ramos y Sánchez
Óscar López participa una jornada sobre el Estatuto en la Universidad de Valladolid, junto a Ramos y Sánchez

Se acerca el Debate sobre el Estado de la Región y el secretario regional del PSOE, Óscar López, no se guarda bala en la recámara. Ataca sin piedad al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera. El líder socialista asegura que desde la llegada de éste a la Junta, hace diez años, «Castilla y León es menos Comunidad», y afirma que su equipo de Gobierno no está a la altura en aplicación del Estatuto de Autonomía.Al respecto, criticó que el Ejecutivo autonómico trabaja «sin ilusión, liderazgo ni ambición, y cada día se parece más a una gerencia administrativa».Para Óscar López en la actualidad en Castilla y León hay «menos habitantes, menos empresas, menos autónomos y menos explotaciones agrícolas y ganaderas, hecho que se debe a que Herrera no ha hecho nada por fortalecer» el territorio, motivo por el que le acusó de aplicar la estrategia «cobarde» de esconder la cabeza ante los problemas y echar la culpa al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.Sobre del Debate, el secretario regional del PSOE reiteró que no estará presente, «porque me siento muy bien representado por la portavoz del Grupo Socialista, Ana Redondo», y lamentó que Herrera «se vuelve a presentar sin haber hecho los deberes, como lo hace el mal estudiante».En este sentido, recordó que el presidente de la Junta «no ha cumplido con el anuncio que hizo el año pasado de aprobar una agenda contra la despoblación».Respecto, a que Herrera pudiera anunciar en este debate posibles recortes en la estructura administrativa de la Junta, Óscar López indicó que «en algunas materias va a ser fácil recortar porque no se hace nada».Reforma laboralEl secretario regional también se refirió a la reforma laboral que va a impulsar el Gobierno central. Sobre este aspecto reconoció las diferencias que existen entre el Ejecutivo socialista y los sindicatos. Aunque criticó la actitud del Partido Popular, cuyo objetivo, «ha demostrado, es acabar con José Luis Rodríguez Zapatero y su equipo, al no haber apoyado ninguna de las reformas que ha propuesto para salir de la crisis económica, y con los sindicatos, a los que quiere eliminar, ya que considera que están anticuados y no pintan nada».