Alonso celebra el problema del coche porque presagia un buen año

El español Fernando Alonso (Ferreri) ha mostrado su cara más alegre después de que su coche se parase en la pista y se debiesen suspender momentáneamente los entrenamientos en Montmeló, ya que el problema en el monoplaza dice que le augura buena suerte para el resto del año.

Lejos de mostrar abatimiento, el bicampeón del mundo ha bromeado porque uno de los mecánicos de Ferrari le ha asegurado que cuando las cosas van bien en Barcelona, la temporada no es del todo buena, mientras que cuando surgen problemas en el Circuito de Cataluña el año se presenta exitoso.

"Por la mañana tuvimos un problema eléctrico y después otro mecánico. De hecho, han sido los primeros problemas que han surgido esta pretemporada, junto a los que tuvo Felipe en Valencia. Pero para eso está la pretemporada, para corregir los problemas para que en Bahrein lleguemos a tope", ha señalado el piloto antes de concluir la sesión matinal.

"Hay un mecánico nuestro que dice que cuando vamos bien en Barcelona luego el campeonato va mal, y cuando vamos mal en Barcelona luego el campeonato va muy bien históricamente para Ferrari. No es que estuviese esperando que hubiese un problema pero cuando se paró el coche, vino todo contento diciendo que este año va a ir bien", ha señalado a los informadores, para justificar por qué se estaba riendo en el 'box'.

Fernando Alonso ha explicado que mañana, cuando tome el relevo en los entrenamientos de Barcelona su compañero Felipe Massa, viajará a Italia para visitar en el hospital al accidentado Robert Kubica (Lotus-Renault). El español ha asegurado que hasta que el polaco no salga del hospital seguirá con su casco de homenaje a su amigo.

"Sabamos que las operaciones han sido un éxito pero él no es una persona normal, porque es un piloto de F1 y la recuperación tiene que ser perfecta. Pero Robert tiene mucha fuerza interior", ha señalado.

De las modificaciones para este año, como la incorporación del Kers, el alerón posterior flexible y las gomas que suministra Pirelli, Alonso cree que todo ello, especialmente los dos primeros factores, ayudará a que existan más adelantamiento, aunque como ya ha subrayado en otras ocasiones, ello sólo permitirá "adelantar a coches que van dos segundos más lentos".

"De lo que he podido experimentar, creo que estas medidas pueden ayudar a ver más adelantamientos. Pero no veremos uno en cada vuelta. Puede que los nuevos compuestos ayuden a adelantar a los coches más lentos, pero entre los cuatros coches de delante la dificultad va a ser la misma que el año pasado", ha reflexionado.

Cree, por otro lado, que los adelantamiento de verdad se verán en las paradas para cambiar neumáticos, cuando los pilotos puedan arriesgar y apurar las gomas en dar una vuelta más mientras que otros hagan un 'pit stop'.

"Los nuevos neumáticos van a cambiar el 'chip en los equipos en cuanto a estrategia y manera de afrontar las carreras. Tendremos que reorganizar el programa de trabajo, desde el viernes a la crono del sábado. Habrá que trabajar de una manera opuesta a cómo se preparaban antes las carreras", ha admitido.

Alonso cree que todos los equipos necesitarán unas carreras para ajustarse al comportamiento de los neumáticos. "Ahora las características del neumático te dan una primera vuelta más lenta que el año pasado y después vas perdiendo en tandas largas. Antes, sin gasolina ganabas algo, pero no ahora. Tendremos trabajo para conservar las gomas"ha explicado.

Del conflicto social que se vive en Bahrein, el asturiano no ha entrado a fondo en la cuestión y simplemente se ha referido a las reuniones que deberá realizar la FIA y la FOM para acordar qué se debe de hacer con la primera prueba del mundial.

"Nosotros ahora no tenemos una opinión válida en este aspecto. Vamos a esperar a la decisión que tomen y luego veremos. Ahora sólo son rumores y lo que vemos en las noticias", ha apuntado.