África

La araña súper tejedora

Este arácnido es una de las diez especies más sorprendentes descubiertas en 2010. Le sigue una sanguijuela de grandes dientes, una bacteria que devora restos de viejos barcos y un hongo luminiscente, entre otros 

026ses29fot4
026ses29fot4

Cada año se descubren en el mundo unas 17.000 nuevas especies de flora y fauna aproximadamente. Pero sólo diez son las elegidas para estar el en Top 10 de los ejemplares más sorprendentes que elabora el Instituto Internacional para la Exploración de Especies, de la Universidad Estatal de Arizona.

Pez plano
Encabeza la lista de 2010 una sanguijuela dotada de unos dientes enormes, Tyrannobdella rex, descubierta en Perú. Según los científicos, hay entre 600 y 700 especies de sanguijuelas descritas, si bien podría haber 10.000 más aún por descubrir. Le sigue una bacteria que consume óxido de hierro, Halomonas titanicae, hallada en un resto del Titanic por un equipo de científicos de la Universidad de Dalhousie en Canadá y la Universidad de Sevilla. Los investigadores creen que esta bacteria podría ser útil para devorar los restos de viejos barcos y plataformas petroleras que se encuentran en lo profundo del océano.

También hay hueco para un pez-murciélago tan plano como una tabla (Halieutichthys intermedius) descubierto en el Golfo de México y para unos hongos luminiscentes recogidos en un bosque de Sao Paulo (Brasil), que emiten una luz brillante verdosa. Según uno de los autores del hallazgo, el profesor de biología Dennis Desjardin de la Universidad Estatal de San Francisco, hay 1,5 millones de especies de hongos, y sólo 71 son bioluminiscentes.

Además, están presentes una especie de cucaracha que salta tanto como un saltamontes, un lagarto de seis pies y seis pulgadas de largo que come fruta y un antílope encontrado por primera vez en un mercado de carne de animales silvestres en África. Completando el top 10 de este año están una especie de grillo que poliniza una rara orquídea, un hongo que florece bajo el agua y una araña que teje telas lo suficientemente extensas para abarcar los ríos y lagos.