Los padres se adueñan del mando

Llega el verano y los más pequeños de la casa se encuentran con largas horas de ocio. Más de dos meses sin colegio, sin clases de idiomas, música o deportes a las que los padres tienen que hacer frente con la ayuda de los siempre socorridos abuelos o niñeras.

Los menores están expuestos a ciertos contenidos que no se adecúan al horario infantil, establecido entre las 6:00 y las 22:00 horas
Los menores están expuestos a ciertos contenidos que no se adecúan al horario infantil, establecido entre las 6:00 y las 22:00 horas

Aun así, los niños aprovechan la ocasión para pasar la mayor parte del tiempo frente a la televisión, lo que supone un peligro en potencia si el visionado no es supervisado por algún adulto. Un estudio realizado por el Observatorio Europeo de la Televisión Infantil afirma que los menores de entre 4 y 10 años consumen en época escolar una media de 133 minutos de televisión, una cifra que aumenta un 30% en los meses de verano.

Por este motivo, diferentes fabricantes de TDT se han puesto manos a la obra para sacar a la luz un sistema que permita a los padres controlar lo que ven sus hijos. «Hasta ahora, el procedimiento que se llevaba a cabo para evitar el consumo de ciertos programas por parte de los menores era el control por edades», asegura Raúl Fernández, product manager de Gigaset.

Sin embargo, este sistema no ha llegado a buen puerto y no se han obtenido los resultados esperados. «La mayoría de los canales de televisión han encontrado dificultades para enviar información codificada de cada emisión catalogada por rangos de edad, para que así lo detectara el TDT y pudiera ser bloqueado de manera instantánea», explica Fernández.

Tiempo limitado

Por este motivo, surge el «sistema de control parental», una aplicación que permite llevar a cabo el bloqueo directo de canales y de menús de configuración, para que así éstos queden inhabilitados y los menores no puedan acceder a sus contenidos. «Los padres disponen de una clave para gestionar la programación y también los videoclub on-line. Incluso se puede controlar la cantidad de tiempo que el menor pasa delante de la televisión», explican especialistas del sector.

En la actualidad, la mayor parte de los TDT incluyen esta aplicación, sólo que el desconocimiento generalizado de la existencia de este sistema impide su correcto desarrollo. Según Sergio Talarewitz, consejero delegado de Gigaset, en España, este sistema de protección sería muy positivo, ya que «es uno de los países de la Unión Europea donde menos se respeta el horario infantil –entre las 6:00 y las 22:00 horas–. Además, con la aparición de la TDT han surgido numerosos canales ilegales dedicados a la televenta, al esoterismo y al tarot que suponen una amenazada para los más jóvenes».

Bien es cierto que los medios de comunicación juegan un papel fundamental y necesario en la educación de la población, pero la labor de los padres para conseguir alcanzar un consumo responsable es un factor que no puede olvidarse. Un estudio elaborado por UNICEF a petición del Defensor del Pueblo afirma que el 44% de los menores ve la televisión entre las 22:00 y las 00:00 horas, es decir, fuera del horario protegido, y por lo tanto «cuando se emiten una serie de contenidos que no se adaptan a las necesidades de los niños», añade Talarewitz.


¿Qué ven los menores en televisión?
La oferta de programas, series y dibujos animados para los más pequeños ha ido en aumento en los últimos años, entre otros factores, gracias a la amplia oferta de la TDT. Así, Boing, Clan, Disney Channel o Cartoon Network son las cadenas preferidas por los menores, y donde encuentran contenidos acordes a su edad. Aun así, algunas televisiones continúan emitiendo en horario protegido ciertos formatos a los que los niños tienen fácil acceso, donde se emiten informaciones que no se adecúan a ellos.