Dulce faena de Nazaré en el cierre de Sevilla

La RazónLa Razón

SEVILLA- Salvador Cortés, David Mora y Antonio Nazaré pusieron un entretenido cierre a la temporada taurina en Sevilla. Aprovecharon los toros más potables del Marqués de Domecq, si bien fue Nazaré el que reflejó los momentos más intensos de la tarde. Llegaron ante el tercer toro, al que cuidó en la lidia y llegó con buen son a la muleta. El sevillano estuvo muy centrado y artista. Fueron muletazos templados, lentos y con armonía de figura del toreo. Parecía increíble que sólo llevara otras dos tardes este año. Necesitó de un descabello y por ahí pudo esfumarse la merecida segunda oreja. El sexto se paró pronto y no le dio opciones, aunque estuvo dispuesto y con afán de agradar. Salvador Cortés tampoco falló en esta ocasión. El primero apenas se movió y estuvo tesonero y afanoso con el animal, pero al cuarto le sacó una buena faena. Lo llevó con suavidad y temple en las acometidas para mostrar su siempre lúcido estilo en La Maestranza. Primero, al natural; y luego, en redondo, mostró sus buenas maneras para pasear otra oreja. David Mora no pudo sumarse al triunfo, aunque aprovechó las embestidas potables que tuvo su primero, sobre todo, por la derecha y cerca estuvo de arrancarle la oreja. Pero, aun así, faltó algo más de emoción en el trasteo. El otro toro de su lote se paró pronto y todo resultó mucho más aburrido. Festejo del Día de la Hispanidad. Se lidiaron toros del Marqués de Domecq, bien presentados, manejables, los mejores 2º, 3º y 4º. Salvador Cortés, silencio y oreja; David Mora, vuelta tras petición y saludos; y Antonio Nazaré, oreja y saludos. Un cuarto de entrada en los tendidos.