Palabra de tránsfuga

El PSOE ratifica que Agustín Navarro, uno de los máximos exponentes del transfuguismo en España, será candidato a la Alcaldía de Benidorm

Agustín Navarro accedió a la Alcaldía de Benidorm en septiembre de 2009 gracias al apoyo, entre otros, de Maite Iraola, madre de Leire Pajín
Agustín Navarro accedió a la Alcaldía de Benidorm en septiembre de 2009 gracias al apoyo, entre otros, de Maite Iraola, madre de Leire Pajín

MADRID- En 1998 la clase política española decidió rubricar un pacto para luchar contra el transfuguismo. Doce años después poco o, más bien nada, queda de aquel espíritu conciliador que anteponía los valores democráticos a los intereses partidistas. Sobre el papel han sido muchos los casos denunciados, pero apenas se han tomado medidas. Y es que las resoluciones tomadas en el seno del Pacto Antitransfuguismo, más allá de ser un arma arrojadiza entre políticos, carecen de validez legal.
El último en destapar la caja de pandora ha sido el PSOE, al ratificar en su último Comité Federal la candidatura del tránsfuga Agustín Navarro para la Alcaldía de Benidorm. En septiembre de 2009 se hizo con el Ayuntamiento alicantino tras una polémica moción de censura, maniobra calificada por los firmantes del Pacto como «el exponente más claro de transfuguismo» en nuestro país. Entonces, los socialistas, negaron una y otra vez que Navarro pudiese volver a las listas de su partido. Ahora, ya es un hecho.
Esta decisión ha supuesto, a ojos del PP, un «flagrante incumplimiento» del Pacto y, por tanto, lo dan por «concluido». Sin embargo, desde el PSOE han vuelto a jugar al despiste. Y es que, pese a haber ratificado ya la candidatura de Navarro, ahora el vicepresidente tercero y presidente de la Comisión Antitransfuguismo, Manuel Chaves, da un giro de 360 grados y asegura que cuando reúna la comisión propondrá que todos los alcaldes declarados tránsfugas del PP o de cualquier otro partido político sean retirados de las listas para las elecciones de mayo de 2011. Una afirmación carente de credibilidad, según los populares, a juzgar por lo sucedido en el Comité Federal del PSOE.
Cierto es que la polémica está más viva que nunca y que son muchos los que han advertido ya de la necesidad de incluir el transfuguismo en la Ley Electoral, cuya reforma está ahora en manos del Congreso, pero hay que señalar que no es la primera vez que un tránsfuga concurre más de una vez a unas elecciones bajo las siglas de un partido político.
Primer tránsfuga «oficial»
En 2007, el PP presentó como cabeza de lista en Porqueira (Orense) a Susana Vázquez, la primera regidora española declarada tránsfuga por el Congreso. La alcaldesa, que ganó las elecciones bajo las siglas del PSdeG, decidió romper el pacto de coalición entre su partido y el BNG. Tras ser expulsada de su partido, se aseguró el respaldo de los populares y gobernó en solitario. Pero no es el único caso. Al igual que ha ocurrido con Navarro en Benidorm, el BNG recuperó en sus listas de 2007 al tránsfuga José Antonio Pérez. Este nacionalista propició con su voto la salida del regidor socialista en el Ayuntamiento de Verea (Orense).
En otras ocasiones, los tránsfugas, lejos de volver a la escena pública se han colocado en cargos estratégicos dentro del partido. Es el caso de Joan Thomas. En 2005 se dio de baja en Unió Mallorquina alegando discrepancias con su compañero de partido en Calvia, pero no renunció a su acta de concejal. De este modo, su voto ayudó al PP a sacar adelante un convenio urbanístico. Apenas dos años más tarde, se afilió al Partido Popular y, aunque no formó parte de las listas electorales, se convirtió en uno de los asesores del alcalde.
Con estos antecedentes, la incógnita ahora abierta es si el candidato por Benidorm irá acompañado en esa lista por alguno de los doce ediles declarados tránsfugas o si bien Chaves cumplirá lo anunciado y retirará esa candidatura.


Un currículo con lagunas
Cuando uno accede al currículo de Agustín Navarro, se da cuenta de que falta información. Nada menos que su etapa como regidor tránsfuga en el Consistorio alicantino. Así, de portavoz del Grupo Municipal Socialista y aspirante a la Alcaldía en 2003 se pasa, directamente, a su candidatura para los comicios de 2011 por el PSOE, última anotación en el documento. Nada se dice de su baja en las filas socialistas en 2009, ni de su etapa como alcalde de este ayuntamiento durante más de un año. Habrá quien piense que los datos no están actualizados, sin embargo Navarro quizá haya pensado que añadir a su currículo el «mayor exponente de transfuguismo» no quede bien.