Garzón no ve próximo el fin de ETA

El juez asegura que si no hay "hechos contundentes"y la violencia no desaparece no puede haber exigencias al Gobier

El juez Baltasar Garzón ha asegurado hoy que por el momento no se han producido "hechos contundentes"por parte de la formación ilegalizada Batasuna para desvincularse de la acción terrorista de ETA, cuyo final, ha dicho, "no parece probable"que esté muy próximo.

En declaraciones a los periodistas antes de presentar el libro "Palabra de Vor"de los periodistas Pablo Muñoz Cruz Morcillo, Garzón ha señalado que lo que debe hacer Batasuna y todos aquellos grupos que están en su entorno es manifestar "claramente"su desvinculación a la banda armada y exigir el abandono de la violencia.

"Lo que se necesita son realidades, hechos contundentes y esos, de momento, no se han producido", ha sostenido el magistrado que ha añadido que afirmar que el fin de ETA está cercano "es una temeridad"porque para un organización terrorista como ésta "es muy complejo que pueda desactivarse en un espacio corto de tiempo".

Baltasar Garzón ha rehusado entrar en un "debate fácil"sobre la separación entre Batasuna y ETA porque lo que se necesita, a su juicio, son "realidades"y "hechos contundentes". Además, ha enfatizado que cualquier exigencia o posicionamiento al Gobierno o a las instituciones está fuera de lugar hasta que "la acción violenta"no desaparezca.

"Habrá que hacer coincidir la voluntad con los hechos y con lo que se dice", ha señalado Garzón, para a continuación manifestar que él "de momento"no ha visto "pasos decisivos o claramente contundentes". Por ello, ha remarcado que "no hay nada que haga cambiar"la acción política, judicial y legislativa al tiempo que ha solicitado no entrar en un "debate fácil"y estar a la expectativa de los pasos seguidos por la izquierda abertzale. "Lo que se necesita son realidades, hechos contundentes y eso, de momento, no se ha producido", dicho.
"No se puede decir abandonamos las armas y exigimos una mesa de partidos. Eso ya se pasó y hay que abandonar la violencia, denunciar el ejercicio del terrorismo y a partir de ahí el lenguaje será otro", ha insistido.

Al ser cuestionado si la difusión de un próximo comunicado de ETA puede conseguir que la izquierda abertzale esté presente en las instituciones, ha aseverado que "no es cuestión de comunicados"ya que, a su juicio, estos escritos no hacen que "las piezas institucionales se muevan". "Lo importante es que se tienen que mover ellos", ha dicho.

"Un comunicado se demuestra andando y poniéndolo en práctica", ha destacado Garzón, quien ha incidido en que la renuncia a la violencia deberá ser "perfectamente visible"y ha añadido que él "como ciudadano y juez"estará "muy pendiente"de la evolución del terrorismo porque la implicación de todos los ciudadanos es "necesaria"para que "esto termine cuanto antes".

A su juicio, los movimientos de Batasuna forman parte de una "estrategia confesada"en busca de presentarse a las próximas elecciones municipales y forales. Sin embargo, considera que no es cuestión de "escenificar una marca legal", sino de "desprenderse de toda relación con el terrorismo".

En este ámbito, ha instado a Batasuna y a los grupos de su entorno a desvincularse "claramente"del mundo de ETA y, en consecuencia, a cumplir con la legislación vigente y la doctrina del Tribunal Supremo y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.